Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

La cesta de la compra del país más caro de la UE duplica el precio de la más barata

Dinamarca comanda una lista de Estados que cierra Rumanía. España se sitúa en la media, cinco puntos porcentuales por debajo del índice medio europeo. 

Mapa comparativo de precios para comida o bebidas no alcohólicas según Eurostat.
Mapa comparativo de precios para comida o bebidas no alcohólicas según Eurostat.
Eurostat

Llenar la cesta de la compra cuesta el doble en Dinamarca que en Rumanía; el país más caro de la Unión Europea se encuentra a años luz del más barato, en un abanico de cifras que evidencia las desigualdades económicas comunitarias. En Copenague, la visita al supermercado cuesta un 30% más que la media de la UE; mientras, en Bucarest, vale 34 puntos porcentuales menos. España se sitúa todavía ligeramente por debajo del estándar, en el 95%, aunque en los últimos años ha elevado progresivamente sus precios.

El informe publicado este jueves por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), que sitúa la media comunitaria en 100, divide sus datos por categorías: pan o cereales; carne; leche, queso o huevos; bebidas alcohólicas o tabaco. Todas son ligeramente más baratas en España que en el resto de Europa a excepción del pan, un 8% más caro. La distancia más significativa respecto al promedio la registran tanto las bebidas alcohólicas como el tabaco, con precios quince puntos porcentuales menores respecto a la UE.

La carne austriaca, la más cara

La estela de Dinamarca es seguida de cerca por Luxemburgo o Austria, ambos un 125% más caros. En la cola, ligeramente por encima de Rumanía se sitúa Polonia, en el 69%. Por categorías, el pan más caro de Europa se compra en Copenague (152%); el más barato, en Bucarest (54%), una vez más. La carne que más costosa la compran en Viena, (146%); la más asequible, en Varsovia o Bucarest (63%). Chipre es el lugar donde más valen los lácteos (136%), seguido, sorprendentemente, de Grecia (134%); mientras que el último puesto lo vuelven a ocupar los polacos (71%).

El ránquin de productos que no son de alimentación -bebidas alcohólicas o tabaco- también registra significativas diferencias entre miembros. Finlandia comanda la lista de los países donde beber es más caro, un 182% más; mientras que Bulgaria ocupa el lugar más barato junto a Rumanía, 16 puntos porcentuales por debajo de la media. La distancia en el tabaco es todavía más grande: el más caro cuadruplica al más barato. Bulgaria, con el 49%, ocupa la última posición. Le siguen Polonia (60%) o Croacia (62%); a años luz de Reino Unido (204%), Irlanda (201%) o Francia (141%).

El estudio de Eurostat está basado en un informe realizado a más de cuatro centenares de productos por toda Europa. El índice de precios permite comparar la situación económica respecto a la media comunitaria.

Etiquetas
Comentarios