Despliega el menú
Economía

Heraldo Joven

LIMPIEZA

¡Hasta el año que viene, alfombras! Claves para limpiarlas y recogerlas

Son el textil de la casa que más suciedad acumula y más olores reúne, por lo que conviene darles un buen repaso antes de guardarlas hasta el próximo invierno.

La subida de las temperaturas marca cuál es el momento ideal para recogerlas hasta el próximo invierno.
La subida de las temperaturas marca cuál es el momento ideal para recogerlas hasta el próximo invierno.
Freepik

Con el cambio de temporada, los armarios no son los únicos elementos del hogar sujetos a las renovaciones que dicta la subida de las temperaturas. Los textiles de casa, tales como colchas, nórdicos y cortinas, deben ocupar su nuevo lugar en los altillos y trasteros para dar paso a los ventiladores y la ropa fresquita. Lo mismo ocurre con las alfombras, aliadas indispensables en casa contra el frío y un obstáculo cuando llega la primavera, por lo que conviene limpiarlas y recogerlas adecuadamente para que al invierno que viene estén perfectas para su uso.

Así se limpian las alfombras, paso a paso

Aspiradora
1

Quitar el polvo

Antes de mojarlas o centrarse en las manchas, es importante que las alfombras no guarden nada de polvo, ya que si este entra en contacto con el agua, lo más seguro es que la suciedad se extienda y la superficie a limpiar sea mucho mayor. Para llevar a cabo esta tarea, lo mejor es servirse de un aspirador potente para poder pasar por encima y eliminar todo posible rastro de polvo. 

Mancha en la alfombra
2

Localizar las manchas

Es habitual que en las alfombras que están en comedores y cuartos de estar las manchas derivadas de comida y bebida salpiquen toda la superficie. Así, y aunque lo ideal es acabar con estas en el mismo momento en el que se han hecho, antes de guardarlas conviene revisar que no quede ninguna y, de ser así, eliminarlas. Para eso, lo primero que hay que tratar de averiguar es de qué es la mancha, pues de ello va a depender el producto que usemos para limpiarla. Cabe destacar que siempre hay que trabajar sobre ellas en seco para evitar la humedad en las alfombras

Bicarbonato de sodio.
3

Acabar con el mal olor

El tabaco, el pelo de las mascotas, el polvo, la humedad y su uso de forma general (ya que solemos pisarlas con los mismos zapatos que usamos para la calle) son solo algunos de los agentes que provocan el mal olor de las alfombras. Como ya hemos comentado anteriormente, no se deben limpiar con exceso de agua, lo que podría dificultar 'a priori' la eliminación de aromas, pero si se rocía con bicarbonato y se pasa la aspiradora, conseguiremos acabar con los hedores.  

Perro en alfombra.
4

¿Mascotas a la vista?

Quien tenga mascotas sabrá que acabar con los pelos que sueltan, sobre todo en cambio de temporada, es muy difícil. Y, teniendo en cuenta que las alfombras son uno de sus lugares favoritos para tumbarse y jugar, también son los textiles donde más pelos se acumulan. La mejor manera de eliminarlos es forrando una botella de plástica con cinta adhesiva de doble cara y pasándola una y otra vez hasta eliminarlos todos.

Alfombra enrollada
5

¡Es hora de enrollar!

Uno de los errores que más cometemos a la hora de guardar las alfombras es doblarlas, en lugar de enrollarlas. De este modo, solo conseguiremos que, después de tantos meses, cojan la forma de las dobleces, echándolas a perder. 

Etiquetas
Comentarios