Economía

automoción

El nuevo Corsa supera la prueba del Ártico

El vehículo que se fabricará en serie en Zaragoza comprueba su potencia en la Laponia sueca.

La nueva generación del Opel Corsa, que se fabricará en serie en la planta zaragozana de Figueruelas desde este otoño, ha sido sometida a exigentes pruebas de conducción en el Ártico, en la Laponia sueca, y lo está siendo ahora en un centro especializado en Dudenhofen, en Alemania. Según ha informado este lunes la marca, integrada en el grupo francés PSA desde agosto de 2017, ingenieros de Opel especialistas en chasis, motorizaciones, electrónica, iluminación y otros muchos sistemas utilizaron el invierno polar en la Laponia sueca para realizar pruebas intensivas a temperaturas extremadamente bajas en lagos congelados y carreteras cubiertas de nieve. Unidades de preproducción que salieron de Zaragoza están rodando actualmente, añadió la firma, en las pistas del centro de Pruebas de Dudenhofen, mientras las pruebas de compatibilidad electromagnética se están llevando a cabo en las instalaciones de Rüsselsheim, también en Alemania.

“Durante el desarrollo de la nueva generación de Corsa, hemos dado una importancia especial al incremento de la eficiencia”, ha señalado Thomas Wanke, ingeniero Líder Global de Desarrollo de Prestaciones de Vehículo, que está trabajando en el desarrollo de una nueva generación de Corsa por cuarta vez en su carrera. “El nuevo modelo es significativamente más ligero, lo que reduce el consumo de combustible y aumenta el factor de diversión. Al igual que en las anteriores generaciones en las que he trabajado, el chasis que ahora estamos poniendo a punto, se desarrolló para adecuarse a todo tipo de carreteras europeas, incluyendo las autopistas alemanas sin límite de velocidad”, ha añadido.

Hace dos semanas, Opel indicó que el nuevo Corsa, modelo que por primera vez se ensambla sobre una arquitectura de PSA, será un 10% más ligero que la generación anterior y pesará menos de 1.000 kilogramos. El vehículo recortará su peso hasta 108 kilogramas respecto a su antecesor.

El modelo Corsa inició su andadura en la planta de Figueruelas en 1982 y, desde entonces, se han fabricado más de 13,6 millones de unidades de sus cinco ediciones, una parte de ellas ensambladas también en la factoría alemana de Eisenach. La sexta generación se hará en exclusiva en la fábrica aragonesa y según apuntó semanas atrás en Madrid Michael Lohscheller, presidente y consejero delegado de Opel, está destinada a mantener su estatus de ‘best seller’. Ayudará también a la planta de Zaragoza, apuntó, a compensar la pérdida (este año) del Mokka. En Figueruelas se ensamblan también en la actualidad dos SUV o todocaminos que comparten plataforma, el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross.

Etiquetas
Comentarios