Economía

Agricultura

UAGA calcula que las heladas han dañado hasta el 80% de la fruta en Calatayud

La organización agraria urge a buscar y definir estrategias que ayuden al sector a protegerse de las inclemencias del tiempo y propone la creación de un “observatorio de las heladas”.

Cultivos de la comarca de Calatayud afectados por las heladas
Cultivos de la comarca de Calatayud afectados por las heladas
UAGA

Las bajas temperaturas que está soportando la comarca de Calatayud desde mediados del mes de marzo están dejando una preocupante huella en los frutales de esta zona, una de las más destacadas productoras de Aragón. Así lo ha advertido este lunes la organización agraria UAGA, que calcula que las afecciones en estos cultivos, según las variedades, oscilan entre el 50% y el 80%, pero alerta de que “hay localidades y zonas donde las pérdidas pueden ser del 100% de la producción". Unos datos que pudo constatar el pasado 19 de abril, fecha en la que el sindicato y el Atria ‘La Vega de Calatayud’ convocaron a los fruticultores de la comarca a una reunión en Villalengua para evaluar los daños producidos por las heladas y valorar la efectividad de los diferentes sistemas implantados en la zona para evitar los daños causado por el hielo.

Tan preocupante escenario ha hecho que esta organización agraria insista en la urgencia y la necesidad de “buscar y definir propuestas y estrategias que ayuden a los fruticultores a afrontar y protegerse de las inclemencias del clima, que hacen que la fruta en Calatayud sea tan difícil de producir”. Y UAGA no solo reclama, sino que también ha puesto sobre la mesa las medidas que podrían contribuir a “salvar las cosechas”.

Así, eeclama a la consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad que incluya las afecciones por heladas en la agenda de la Mesa de Seguimiento de las Producción Agrarias (conocida como mesa de la sequía), pero también la creación de un “observatorio de las heladas”, en la que estén representados todos los actores. Para UAGA es además imprescindible realizar un “plan especial de heladas” que analice la situación actual, las hectáreas en riesgo, el valor económico, social y medioambiental de la fruticultura en la comarca de Calatayud y que “tenga en cuenta lo que supone para el tejido social de estos pueblos la pérdida de las cosechas, como puestos de trabajo que desaparecen; inseguridad que frena el relevo generacional...”.

A estas medidas, la organización agraria añade además otras actuaciones de carácter económico porque asegura que fruticultores se encuentran en una “delicada situación” tras varios años consecutivos con escasas o nulas cosechas. Por eso exige medidas a corto plazo como exenciones fiscales, condonación de cuotas de seguros sociales, exenciones en el tramo del IRPF, y prórrogas en las cuotas de préstamos adquiridos por las malas cosechas de los años anteriores. Y sobre todo insiste en una vieja reivindicación que pone el foco en los fondos que llegan de Bruselas. UAGA reitera la necesidad de que la fruta esté incluida en la nueva PAC que ahora se negocia y que haya medidas específicas para la lucha contra las heladas, con subvenciones tanto de los sistemas antiheladas como el mantenimiento de los mismos en el nuevo Plan de Desarrollo Rural dentro de la líneas de “pago de compensación en zonas de montaña” y “Pago de compensación en otras áreas que afrontan limitaciones naturales considerables”.

Etiquetas
Comentarios