Economía

Campaña de la renta

Los agricultores no pueden cumplir (aún) con el fisco

Más de 20 días después del inicio de la campaña de la renta, el Ministerio de Hacienda no ha publicado todavía la orden de reducción de módulos, lo que impide que los agricultores acogidos a este régimen fiscal puedan presentar su IRPF.

Unos ciudadanos esperan en una delegación madrileña para ser elaborar la declaración de la renta en la campaña pasada.
Unos ciudadanos esperan en una delegación madrileña para ser elaborar la declaración de la renta en la campaña pasada.
Chema Moya/Efe

Han pasado más de 20 días desde que comenzó la campaña de la Renta e incluso muchos de los contribuyentes ya tienen en sus bolsillos el dinero que les corresponde por las devoluciones de Hacienda. Sin embargo, los agricultores y ganaderos siguen a la espera, leyendo y releyendo el Boletín Oficial del Estado para encontrar la orden en la que el Ministerio de Hacienda tiene que hace pública la reducción de módulos, una medida que se adopta para minimizar los daños económicos que sufre el sector tanto por crisis de mercado debido a los bajos precios como por fenómenos meteorológicos como la sequía, las heladas y el granizo. Y 2018 fue un año récord en siniestralidad por adversidades del clima.

Mientras eso no ocurra, aquellos profesionales acogidos a este régimen fiscal no pueden cumplir con sus obligaciones con el fisco, ya que el texto del Ministerio delimita cuánto, dónde y en que sector deben aplicarse estas reducciones, una decisión que se toma en base a las demandas de los agricultores y especialmente tomando como referencia la información que facilitan las comunidades autónomas.

Las organizaciones agrarias llevan días reclamando que se publique “ya” dicha orden y no solo para cumplir el trámite del IRPF sino porque no se sabe nada de los índices que finalmente aprobará el Gobierno, a pesar de las numerosas propuestas realizada por las organizaciones agrarias, que han centrado especialmente sus reivindicaciones en el olivar, los cereales, el almendro y los cítricos.

Así, la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), en la que se integra la aragonesa UAGA, planteó módulo 0 para los cultivos herbáceos, cuyo retraso en las siembras por las intensas lluvias primaverales provoco una bajada de los rendimientos; para el almendro, por las pérdidas sufridas primero por la sequía, y más tarde el granizo y el pedrisco, pero también para el olivar, un cultivo, señaló la organización agraria, afectado por el encarecimiento de los precios de energía y los insumos y el desplome de los precios.

La organización agraria incluyó entre sus propuestas una reducción del módulo al 0,13 en cítricos, por las altas temperaturas y las lluvias en tiempo de recolección que perjudicaron la comercialización y mermaron la rentabilidad, e incluso pidieron la aplicación del módulo 0 para aquellas zonas “muy afectadas por borrascas y crecida de ríos”.

Los daños por inclemencias del tiempo y plagas tanto en frutas como en hortalizas, el retraso de las siembras y las lluvias irregulares que provocaron pérdidas en el algodón y la falta de pastos que complicó la economía de los ganaderos ha sido otras de las razones para exigir la reducción de módulos en estos cultivos por parte de las organizaciones agrarias, que consideran además necesaria esta ayuda para el sector apícola, cuya producción se vio reducida hasta un 50% por las adversidades meteorológicas y que tuvo que suportar además el desplome de los precios de la miel.

Etiquetas
Comentarios