Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

El petróleo roza máximos del año a las puertas de la Semana Santa

El precio del barril de Brent supera los 70 dólares, un 30% más que a principios de 2018 y anticipa la subida de los combustibles tras tres meses al alza

Hubo una bajada de los precios de los carburantes, sobre todo del gasóleo y la gasolina
El precio del combustible acumula tres meses al alza.
Pixabay

El coste del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se sitió este lunes por encima de los 70 dólares, lo que supone un récord en lo que va de año y su cota más elevada desde el pasado mes de noviembre. La tensión geopolítica que viven dos de los países principales productores de esta materia prima -Venezuela, desde hace varias semanas, y ahora Libia- están condicionando la revalorización del crudo en los últimos días. De este modo, el petróleo amenaza con hacer un roto en el bolsillo de los conductores, cuando apenas quedan cuatro jornadas para que comience la primera gran operación salida de tráfico con motivo de las vacaciones de la Semana santa.

El Brent ya acumula una subida del 31% desde principios de año, cuando cotizaba en el entorno de los 52 dólares por barril. Fue en el mes de octubre de 2018 cuando alcanzó un máximo anual, sobre los 86 dólares, para descender durante varios meses hasta los 50 dólares de finales de año, un precio que no ha vuelto a ver tras la escalada registrada desde entonces hasta hoy, que se encuentra en los 70,70 dólares.

Tendencia alcista

Como consecuencia de estos repuntes, los precios de los combustibles se han acelerado durante las últimas semanas. Hasta el pasado jueves, el coste medio del litro de diésel rozaba los 1,23 euros después de diez semanas consecutivas al laza. Por su parte, el precio de la gasolina sí prosiguió su escalada tras 12 semanas seguida subiendo, y superó la cota de los 1,29 euros por primera vez desde mediados del pasado mes de noviembre, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Ambos carburantes entraron a principios de año en una tendencia alcista con la que se cortaba una espiral a la baja que había llevado a un abaratamiento del 13% en el caso de la gasolina, y de más del 12% para el gasóleo, desde los máximos que alcanzaron en octubre.

En el caso del diésel, ocho comunidades autónomas incrementaron el tramo del impuesto autonómico que grava este combustible para equipararlo a las del resto de territorios. Este cambio normativo, aprobado en los Presupuestos del año pasado, ha supuesto un incremento de hasta 4,8 euros por litro, como ocurrió en Cantabria, Castilla y León, La Rioja, País Vasco y Navarra; en 3,1 céntimos por litro, como en Madrid; 2,4 céntimos, en Aragón; y algo menos de un céntimo el litro en Extremadura.

Etiquetas
Comentarios