Despliega el menú
Economía

La propietaria de las centrales de Hidro Nitro en Huesca plantea despedir a la mitad de la plantilla

UGT denuncia el riesgo de perder ocho empleos tras la venta por parte de Ferroglobe de sus activos hidroeléctricos.

Instalaciones de Hidro Nitro Española en Monzón.
Instalaciones de Hidro Nitro Española en Monzón.

La empresa Premium Partners, propietaria de las cinco centrales hidroeléctricas en las cuencas de los ríos Ésera y Cinca de Hidro Nitro Española, vendidas por Ferroglobe a final de año, ha manifestado su intención de despedir a la mitad de la plantilla, es decir 8 trabajadores de los 16 actuales (más dos prejubilados). Alega que estas centrales están sobredimensionadas, tal y como manifestó en una primera toma de contacto con representantes de UGT, que ocupa la presidencia del comité de empresa.

En enero de 2018, Ferroglobe decidió desprenderse de sus centrales hidroeléctricas que suministraban energía a la fundición de Monzón. La multinacional cambió el nombre de ambas actividades económicas: la planta química pasó a llamarse Ferro Aleaciones del Cinca y los cinco saltos hidráulicos conservaron el nombre de Hidro Nitro, para después ponerlas a la venta. A final de año se hizo con ellas Premium Partners, un fondo de inversión dedicado a las energías renovables y que posee varias centrales en todo el país.

La nueva dirección de estas plantas manifestaba a UGT su deseo de continuar con la actividad hidroeléctrica pero realizando ajustes en la plantilla, es decir suprimiendo puestos de trabajo. Desde UGT se pedía este martes en la segunda toma de contacto con la empresa un estudio económico en el que se sustente la decisión de suprimir ocho empleos. "No sabemos si se trata de un capricho de la empresa o de una cuestión especulativa para ganar más dinero con menos personal. Nos aseguraron que la decisión de los despidos es porque entienden que la actividad está sobredimensionada y que quieren llegar a acuerdos", informó José Juan Arcéiz, secretario general de la Federación de Industria de UGT en Aragón.

El sindicato critica el proceso de venta de estas centrales y carga contra su anterior propietario, Ferroglobe, por no incluir ningún tipo de cláusula para garantizar el empleo. "Ferroglobe hizo una dejación de funciones con sus trabajadores y los dejó a los pies de los caballos de una nueva empresa sin garantizar un mínimo de años de seguridad en lo relativo a las condiciones de trabajo. Ha ido exclusivamente a conseguir beneficios de la venta", afirmó.

UGT exige el mantenimiento de todos los puestos de trabajo y en caso de que la empresa persista en su intención inicial le pide que se "adopten las medidas menos traumáticas para los trabajadores y que los despidos sean en las mejores condiciones".

Etiquetas
Comentarios