Despliega el menú
Economía

La decoración con textiles: claves para ahorrar energía y evitar el frío

Las bajas temperaturas invitan a crear un ambiente cálido en el hogar y hay muchas formas de lograr que no se note demasiado en el bolsillo.

Las alfombras de pelo largo, además de un mayor confort, aportan calidez y ahorran de energía.
Las alfombras de pelo largo, además de un mayor confort, aportan calidez y ahorran de energía.
Unsplash

El invierno es una estación amada y odiada a partes iguales. Con él llega el cambio de armario y las tardes de sofá, película y manta. Igual que la moda cambia con la nueva temporada, también hay que tener en cuenta las tendencias de otoño-invierno para el hogar. Así, renovar ciertas partes de nuestra casa hará la convivencia más agradable. Es en esta estación cuando vuelven con fuerza los textiles, relegados durante el verano, unos productos capaces de renovar espacios sin necesidad de invertir mucho dinero. Son unos grandes aliados en la economía doméstica, pues ayudan a ahorrar energía al hacer que gastemos menos calefacción. Mantas, alfombras y cortinas evitarán que haya que encender a máxima temperatura los radiadores. ¿Sabes cómo sacarles partido?

Unas buenas cortinas

Una de las frases que seguro te dijo tu madre al independizarte es que vistieras la casa. Se refería, además de las toallas y manteles, a las cortinas. Estas, aunque son imprescindibles en la decoración de una casa durante todo el año, son aún más necesarias cuando llega el frío. Así, aislan la estancia de las bajas temperaturas del exterior, dan más intimidad y calidez a los espacios y ayudan a regular la entrada de luz. Para conseguir los máximos beneficios, se pueden combinar dos cortinas claras con un estor más oscuro.

Alfombras: bonitas y prácticas

Para ahorra en calefacción, las alfombras pueden ser de gran ayuda durante los meses de frío. Además de ser un elemento decorativo muy coqueto, aportan calidez y tranquilidad a la estancia, y también protegen el suelo. Los modelos de pelo largo (lana, terciopelo, fibras sintéticas...) son los que más confort ofrecen. Una de las últimas tendencias es combinar varios tipos de alfombra que den sensación de diferentes texturas y movimientos a la sala.

Mantas y más mantas

No hay salón (ni invierno) que se precie sin una manta. Porque ¿hay algo mejor que disfrutar de una película en el sofá con una manta y con una bebida caliente para combatir el frío? Además, ayudan a crear rincones cálidos y acogedores. No te olvides de completar esta zona con cojines, para hacer aún más íntimo el espacio.

Ir al suplemento de inmobiliaria 

Etiquetas
Comentarios