Despliega el menú
Economía

Ibercaja vende a Prosegur las firmas de gestión documental Dopar, Enclama e Iberprofin

La entidad financiera sella una alianza "a largo plazo" con el grupo comprador, al que se integrarán los 62 trabajadores de las tres sociedades en Zaragoza.

Oficinas de Ibercaja Banco, entidad centrada en su negocio principal.
Oficinas de Ibercaja Banco, entidad centrada en su negocio principal.
Toni Galán

Ibercaja ha dado un nuevo paso en su estrategia de desinversión en actividades auxiliares de su negocio principal, el bancario, sellando una alianza "a largo plazo" con Prosegur Cash, al que vende las sociedades especializadas en logística y gestión documental Dopar, Enclama e Iberprofin. Sus instalaciones y los 62 trabajadores que componen sus plantillas, informaron este jueves fuentes del banco, quedarán integrados en la estructura de Prosegur AVOS (división del grupo para la externalización de servicios de alto valor añadido), creando en Zaragoza un nuevo centro que se sumará a los que ya tiene en Madrid, La Coruña, Vigo y Palma de Mallorca.

Desde el banco aragonés se indicó que, con este acuerdo, Ibercaja "contará a partir de ahora con un servicio más eficiente en sus procesos internos de gestión documental y logística". Así, precisó, "en su alianza estable con Ibercaja, Prosegur AVOS realizará mejoras tecnológicas y de gestión para adaptar sus servicios a las últimas tendencias del sector, contribuyendo así a la optimización de la operativa del banco".

Prosegur, por su parte, informó de que como consecuencia de esta operación creará un nuevo centro de trabajo en Zaragoza –el quinto en España– "que contribuirá de forma decidida a potenciar el empleo local y regional". La pertenencia a un gran grupo, señaló también, le permite contar con importantes capacidades con las que potenciará los servicios realizados desde su nuevo centro además de poner a disposición de las compañías adquiridas su plataforma tecnológica para completar la oferta de servicios. "Prosegur AVOS, en alianza con Ibercaja, pretende realizar mejoras tecnológicas en los procesos y rediseñarlos para adaptarlos a las últimas tendencias del sector, contribuyendo a la optimización de la operativa", apuntó.

Dopar, origen de un grupo creado en 1980 por Bienvenido Pardos, así como su filial Enclama, llevaban años trabajando con Ibercaja cuando la entidad  financiera entró en su capital en 2010. En 2013, la participación en ambas sociedades, que realizan su actividad en Cogullada, se convirtió en mayoritaria. Iberprofin, en cambio, fue constituida por  la propia Ibercaja hace diez años para encargarse de la gestión administrativa de operaciones de ‘leasing’, ‘renting’ y ‘factoring’. Su sede está en un edificio del Paseo de la Constitución de Zaragoza. Desde estas sociedades, Prosegur AVOS pondrá a disposición de Ibercaja, recalcó este jueves, "una oferta de servicios que incorpora procesos digitales ‘end-to-end’ aplicando las tecnologías más avanzadas disponibles en el mercado".

Desinversiones

Fuentes de Ibercaja señalaron que esta operación se suma a otras ya realizadas en los últimos años con el propósito de concentrar sus recursos en el negocio bancario y cumplir así con los objetivos establecidos, tanto en el ciclo estratégico anterior (2015-2017), como en el actual (2018-2020), en línea también con las recomendaciones de reguladores, analistas e inversores.

"Al igual que ya ocurrió en las transacciones de compraventa de Tipolínea, adquirida por el grupo editorial Edelvives, y de Ibercaja Viajes por parte del grupo Azul Marino Viajes, la elección de Prosegur AVOS como comprador de las tres sociedades se ha tomado teniendo en cuenta la posición de liderazgo del adquirente en su sector, así como su capacidad para potenciar el negocio de las sociedades que se transmiten", destacó la entidad financiera.

Este proceso de desinversión está orientado a agilizar el balance del banco de cara a su anunciada salida a bolsa en 2019, constatado aún con más claridad, si cabe, con la reciente venta de la cartera inmobiliaria denominada ‘Cierzo’, con un valor bruto de 625 millones de euros, al grupo sueco Intrum, o de la empresa aragonesa Araven en 2017 al fondo GED.

Para su salida a bolsa, Ibercaja cuenta con Rothschild & Co como asesor financiero independiente y tiene pendiente designar a los bancos colocadores de acciones, una decisión que se prevé adoptar en fechas próximas.

Etiquetas
Comentarios