Despliega el menú
Economía

Ibercaja cierra un año que no ha sido fácil con dos retos: el de su salida a Bolsa y el tecnológico

En la copa de Navidad que han mantenido con los medios, el presidente de la entidad, José Luis Aguirre, acompañado del consejero delegado, Víctor Iglesias, y del presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, han hablado de que pese a la inestabilidad política y económica, son optimistas respecto al futuro

El equipo directivo de Ibercaja, en la tradicional copa de Navidad, con los medios de comunicación
El equipo directivo de Ibercaja, en la tradicional copa de Navidad, con los medios de comunicación
Guillermo Mestre

Pese a que los momentos que vivimos "no son fáciles" por la incertidumbre política (con el Reino Unido que no sabe en qué dirección camina y tampoco Estados Unidos y "no digamos de España") y también un entorno económico cambiante, el presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, ha mostrado su optimismo en el futuro.  "Unos modelos de gestión a medio y largo plazo y un excelente equipo directivo, respaldado por la Fundación Ibercaja, nos dan la fortaleza necesaria para avanzar con paso firme y afrontar los dos retos que tenemos que son la salida a Bolsa y el cambio tecnológico".

En la copa de Navidad que tradicionalmente Ibercaja ofrece a los medios de comunicación, que ha tenido lugar en el Museo Goya Colección Ibercaja y donde les ha expresado sus mejores deseos para el nuevo 2019, José Luis Aguirre ha dicho que la salida a Bolsa, que siguen preparando de la mano de Rothschild & Co, será buena para el accionista  al tener un cauce de desinversión y será bueno para el banco al tener abiertas las puertas del capital. En referencia al cambio ya iniciado hacia la era digital, ha reconocido que "la tecnología nos va cambiar, y eso va a representar fuertes inversiones y una fuerte transformación de la manera de hacer en plantilla", pero se ha mostrado confiado en que gracias al "excelente" equipo con que cuenta la entidad, el futuro se afronta con "alegría y confianza".

Por su parte, el consejero delegado de Ibercaja, Víctor Iglesias, ha calificado de "decisivo e intenso" 2018, un ejercicio que en quince días termina con logros importantes como haberse convertido en la primera entidad bancaria no cotizada que emite participaciones preferentes de capital de nivel 1 adicional (AT1), bonos convertibles por importe de 350 millones de euros;  la consecución por quinto año consecutivo del Sello a la Excelencia Europea 500+, otorgado por la European Foundation for Quality Management; o estar entre las cinco entidades mejor valoradas por su adaptación a la era digital. Al igual que el presidente de la entidad, ha marcado los dos desafíos corporativos que hay por delante: la salida a bolsa y la digitalización con el respaldo de Micosoft. Iglesias ha precisado que pese a la "inestabilidad política y la fuerte competencia, somos optimistas porque tenemos unas raíces sólidas, un gran liderazgo y un plan de expansión consolidado".

El presidente de Ibercaja ha mostrado también su confianza en que 2019 permita crecer, si bien ha admitido que no ayuda la gran inestabilidad del entorno nacional e internacional a un sector, el financiero que "ha perdido el 70% de las empresas": "De 50 o 60 que eramos antes de la crisis quedamos 10 u 11. Las leyes económicas no han estado claras y han sido objeto de interpretaciones muy distintas y eso no ha sido bueno para un sector, que ha sufrido mucho en imagen. Precisamente las que sobrevivimos y hemos aportado fondos tanto a la Sareb como al Fondo de Garantía de Depósitos, las que hemos hecho un gran esfuerzo, no se corresponde para nada con la imagen negativa que sufrimos".

No obstante, ha dicho José Luis Aguirre los planes estratégicos están bien trazados para seguir avanzando en Ibercaja con paso firme. También, el presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, ha aludido a las cuatro líneas maestras: "Queremos que esta tierra tenga los mejores profesionales y para eso acabamos de firmar un convenio con el  Cluster de la Automoción de Aragón (CAAR) y con la DGA. También nuestro objetivo es favorecer la verdadera igualdad de oportunidades. Otra clave es seguir favoreciendo la cultura en torno a Goya y todo el patrimonio, gastronomía y arte de Aragón". Por último, ha señalado "queremos convertir Zaragoza en punto de referencia para la movilidad en España y aunque hasta finales de año que viene no tendremos listo el Pabellón Puente, vamos a seguir trabajando en los contenidos y en unir más voluntades, empresas e instituciones a este proyecto".

Amado Franco ha señalado que se mantiene vigente “el compromiso que tiene esta institución, desde que en 1876 abrió sus puertas como Caja de Ahorros, de trabajar cada día para lograr una sociedad más equilibrada, con igualdad de oportunidades y especialmente sensible con las personas más desfavorecidas”. Desde la Fundación, cuyo director general es José Luis Rodrigo,  se ha hecho hincapié en la relevante misión que tienen de una “adecuada gestión de la participación en Ibercaja Banco y culminar la aplicación de la Ley de Fundaciones Bancarias, que implica disminuir la participación en el accionariado”.

Etiquetas
Comentarios