Despliega el menú
Economía

Vubari se integra en la canadiense Saco Tecnologies para seguir con su expansión internacional

La empresa zaragozana nació en 2016 con 5 personas en su equipo y cuenta ya con 30 y la idea de llegar a 40 al año que viene

La consejera Pilar Alegría con el responsable de la tecnológica zaragozana, Miguel Fontgivell
La consejera Pilar Alegría con el responsable de la tecnológica zaragozana, Miguel Fontgivell
DGA

La iluminación a través de la reproducción de vídeos para vestir grandes iconos de la arquitectura en todo el mundo es la especialidad de la empresa zaragozana Vubari Global, fundada en marzo de 2015 por Miguel Fontgivell, y que ha sido adquirida recientemente por la empresa canadiense Saco Technologies. Así se lo ha comunicado este arquitecto superior a la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, en la visita que ha protagonizado hoy a sus  instalaciones en pleno Coso zaragozano.

"Dejamos nuestras oficinas en la calle San Clemente de Zaragoza porque se nos quedaban pequeñas y estamos aquí desde agosto", ha señalado el directivo, que junto con su equipo hizo posible en enero el encendido con 760 kilovatios de potencia de la torre más alta del mundo, el Burj Kalifa de Dubái. "Estamos trabajando en otros proyectos de este calibre, pero como estamos sujetos a la confidencialidad hasta que sean una realidad no podemos decirlos", ha señalado Fontgivell ante los medios de comunicación. Reino Unido, Canadá,  Estados Unidos, Hong Kong, Dubai y Arabia Saudí son algunos de los países en los que esta tecnológica zaragozana tiene proyectos en curso. "Son proyectos que van de los 5 a los 100 millones de dólares", ha precisado, sin desvelar la cifra de negocio de la compañía que cotiza en bolsa.

Eso sí, ha reconocido, el gran salto que han dado ya que si en un inicio eran un equipo de 5 personas, actualmente son 30 y la perspectiva es seguir creciendo en plantilla hasta llegar a los 40 el año que viene. Son sobre todo ingenieros industriales, ingenieros mecánicos y también informáticos junto con programadores y arquitectos los que integran la única oficina de Saco en España. "Esta firma canadiense es la que inventó la pantalla led en Montreal en los años 90. Allí nació esta tecnología y digamos que nosotros aportamos las herramientas que permiten hacer locuras en la iluminación de grandes edificios en todo el mundo", ha explicado Miguel Fontgivell, que se apoya en la creatividad de su plantilla para dar una solución tecnológica  a edificios que son todo un desafío. A día de hoy la firma es pionera en el diseño de soluciones ad-hoc mediante el uso de herramientas de modelado paramétrico obteniendo soluciones únicas y exclusivas. El uso de la parametrización en arquitectura es un campo todavía no extendido lo que hace de SACO una firma puntera e internacional.  Por ejemplo, indica Fontgivell, "estamos trabajando en el encendido de una esfera gigante, pues cambiar una resistencia de lugar, aunque sea 5 milímetros, te puede suponer tener que modificar millones de pixeles: es una tecnología muy compleja y aún más precisa que el AutoCAD (software de diseño asistido por computadora utilizado para dibujo 2D y modelado 3D)".

Otro de los proyectos para los que trabaja la tecnológica zaragozana es el aeropuerto internacional de Orlando. "Estamos haciendo tres piezas grandes para la nueva terminal. Hablamos de un presupuesto considerable porque es una tecnología cara donde hay que ir pixel por pixel", ha señalado el fundador de Vubari. Aunque le gustaría trabajar algo para el mercado nacional, dice que hoy por hoy por cuestión de precio, hablamos de "proyectos que se ven en Times Square (intersección de calles en Manhattan) o lugares semejantes: es lo bueno que tiene la economía global", ha indicado.

Ha sido la canadiense Saco la que ha abierto la puerta al mundo a Vubari, que en breve anunciará la puesta en marcha de una 'spin off' que implante este tipo de tecnología no solo en iluminación sino también en otros sectores como la construcción. El problema, ha puntualizado, para mantener el crecimiento, ha dicho, es  encontrar en Zaragoza ingenieros técnicos y programadores.

En este sentido, la consejera Pilar Alegría ha dicho que "seguimos trabajando Gobierno de Aragón y Universidad de Zaragoza para superar esa dificultad y tener más capacidad de crear científicos de datos, programadores, ya que son necesarios en todos los sectores", ha dicho, a la vez que ha subrayado sentirse orgullosa de tener una empresa zaragozana que trabaja para proyectos icónicos en todo el mundo". Por último, ha mostrado su deseo de que "Zaragoza pueda ser partícipe de uno de estos proyectos aplaudiendo la "innovación y creatividad de todo este equipo joven".

Etiquetas
Comentarios