Despliega el menú
Economía

¿Cómo será el nuevo bono de calefacción?

Desde el Gobierno aseguran que se traducirá en una ayuda directa a los más vulnerables.

El Gobierno hará cambios en las ayudas para las familias
El Gobierno hará cambios en las ayudas para las familias
PxHere

El nuevo bono de ayuda a la calefacción se aprobará en las próximas semanas. Según han explicado desde el Ministerio para la Transición Ecológica, la idea que plantean con esta medida es una ayuda directa a las personas más vulnerables para que puedan hacer frente al pago de la calefacción. El desarrollo de esta nueva propuesta del Gobierno, coincide con los momentos que más está creciendo el precio de la luz.

Según ha publicado el medio Cinco Días, esta ley solo la podrán disfrutar aquellas personas que también sean beneficiarios del bono social eléctrico. Además, cuando lo soliciten, el Ejecutivo lo otorgará en función de una serie de condiciones como la temperatura de la zona en la que habite el solicitante. La bonificación se entregará en invierno y disfrutarán de la ayuda estos meses. En otros países europeos esta medida ya se ha puesto en marcha hace tiempo.

Por otro lado, también se está trabajando en mejoras para hacer más flexible el bono social eléctrico. Según el mismo medio, se está estudiando, entre otras cuestiones, ampliar hasta el 31 de diciembre el plazo transitorio que finaliza el 8 de octubre para que los que disfrutaban el anterior bono soliciten el nuevo, siempre que tengan derecho al mismo.

La idea de este bono surgió en 2009 con ayudas a unas determinadas viviendas que tuviesen una potencia de luz muy débil. El año pasado, el Ejecutivo lo reformó e incluyó unos criterios de empadronamiento y otros de renta. Todavía se desconoce cómo van a llevarse a cabo estas mejoras definitivamente, pero la idea también es que se lleve a cabo próximamente. Mientras se trabaja en su adaptación, seguirá aplicándose de la misma manera que ha estado vigente hasta ahora.

Para poder ser beneficiario hay que ser considerado como consumidor vulnerable, consumidor vulnerable severo o consumidor vulnerable en riesgo de exclusión social. Vulnerables son los que cobran menos de 11,279,39 euros al año, aquellos que cobran menos de 15.039 y cuentan con un menor en la familia o menos de 18.798 si hay dos menores. Estas condiciones son más flexibles si en la familia hay miembros con discapacidad o víctimas de terrorismo o violencia de género. También se encuentran en este rango las familias numerosas y los pensionistas por jubilación o incapacidad permanente que perciban la cuantía mínima para estas pensiones y no tengan otros ingresos.

Los vulnerables severos son aquellos con un nivel de renta inferior al 50% de lo requerido para los vulnerables en cada rango, los que ingresan menos de 15.039 siendo familia numerosa y aquellos pensionistas por jubilación o incapacidad permanente, sin otros ingresos, y que su renta sea menor de 7.519 euro anuales. Si además de estar en estos casos, son atendidos por los servicios sociales de una administración autonómica o local que financie al menos el 50% de su factura, será considerado consumidor en riesgo de exclusión social.

Etiquetas
Comentarios