Despliega el menú
Economía

GSS anuncia el cierre de su 'call center' de Ateca

Más de medio centenar de trabajadores se verán afectados con esta medida.

La empresa de servicios Global Sales Solutions Line (GSS) tiene previsto el cierre de su centro de atención telefónica (‘call center’) de Ateca este mes de febrero, afectando a más de medio centenar de trabajadores. Desde el sindicato CC. OO. Aragón se denunció ayer que la dirección "se ha limitado a anunciar el traslado de su centro de trabajo de Ateca a Calatayud sin una comunicación formal al comité de empresa y sin abrir el preceptivo periodo de consultas para negociar las condiciones del personal afectado".

Por ello, la Federación de Servicios del sindicato prepara "un conflicto colectivo que fuerce a la empresa a negociar el traslado". Además, recordaron las "numerosas sanciones que la Inspección de Trabajo a interpuesto a esta empresa", así como las demandas por prácticas antisindicales.

La organización consideró "de todo punto intolerable" que una empresa "que se ha subvencionado con dinero público para crear y mantener el empleo, incumpla sus compromisos condicionando los puestos de trabajo de cincuenta trabajadores e incumpliendo reiteradamente la legislación laboral".

Por su parte, el grupo Izquierda Plural en el Ayuntamiento de Ateca ha solicitado la celebración de un pleno extraordinario. Su portavoz municipal, Jesús Martín, registró la solicitud ante la necesidad de que el Consistorio actúe de manera urgente ante "el flagrante incumplimiento del contrato firmado por 10 años por la empresa y por el que se comprometió a mantener la actividad y los 200 puestos de trabajo".

La instalación de la planta de GSS en Ateca supuso el acondicionamiento de la nave propiedad del Ayuntamiento y este lo llevó a cabo con una subvención del Gobierno de Aragón. También los equipos informáticos de la empresa son propiedad del Ayuntamiento, que los adquirió mediante otra ayuda pública.

Indemnizar con 95.000 euros

Con este acuerdo, firmado entre DGA, Ayuntamiento y GSS en 2011, la empresa se comprometía a realizar una inversión "no inferior a 500.000 euros en tecnología y telecomunicaciones y a la creación de 200 puestos de trabajo en un período máximo de 2 años a partir de la fecha de inicio", ha explicado el portavoz de Izquierda Plural en un comunicado. El contrato se firmó por 10 años con lo que finalizaba el 1 de marzo de 2021, sin embargo, "la empresa pretende que el 1 de marzo de 2018 no haya ya ningún trabajador en la planta de Ateca, aunque su intención es seguir pagando el actual alquiler de 1.000 euros mensuales hasta final del contrato y atender su mantenimiento", denunció Jesús Martín. Propuso que, en caso de persistir en el cierre, se debe ejecutar el contrato y GSS abonar los más de 95.000 euros que se especifica en el mismo, que es el 6% del valor de mobiliario, edificio e instalaciones.

Etiquetas
Comentarios