Economía

La plantilla de Opel vota sobre un preacuerdo de convenio clave para el futuro de la fábrica

Unos 5.300 trabajadores se pronuncian sobre el texto que dirección y comité pactaron el lunes. De salir adelante el ‘sí’, se espera que PSA dé a conocer planes productivos para Figueruelas.

Imagen de trabajadores en pleno proceso de votaciones en la factoría de Opel España.
OPEL

Los cerca de 5.300 trabajadores de Opel España han sido convocados entre este martes y este miércoles a votar sobre un preacuerdo de convenio colectivo alcanzado el lunes por la noche entre la dirección de la compañía y la mayoría del comité de empresa que puede ser decisivo para el futuro de la fábrica de Figueruelas. Un texto que estipula cuál será el marco de la relaciones laborales de la planta para cinco años (2018-2022) y que ha sido pactado para garantizar la viabilidad de la factoría aragonesa, que pasa por la confirmación de que la próxima generación del modelo Corsa se ensamblará en Zaragoza desde finales de 2019, como se anunció en mayo de 2017 pero que fue puesto en cuestión el pasado 24 de enero por la compañía tras anunciar el comité que suspendía la negociación del convenio.

Los trabajadores del turno central fueron los primeros en pronunciarse este martes, al final de la mañana, sobre el documento aprobado por las partes tras largas horas de negociaciones los pasados viernes, domingo y lunes. Un preacuerdo que en materia salarial incluye la congelación de los salarios en 2018, una subida del 50% del IPC en 2019 y 2020 y un incremento para 2021 y 2022 del 60% del IPC; que reduce un 5% los pluses de festivos y nocturnidad y fija la reducción progresiva hasta su eliminación en 5 años del plus de calendarios especiales, y que, entre otras cosas, apunta también que habrá entre 15 y 18 turnos flexibles en la línea 1 (la del Mokka X, Crossland X y Citroën C3 Aircross) hasta septiembre del presente año.

En cuanto al resto de votantes, los empleados del turno de tarde depositaron sus papeletas entre la tarde de este martes y la pasada madrugada y durante la mañana de este miércoles serán finalmente los del turno de mañana los que irán a las urnas, de modo que se prevé que los resultados finales del referéndum se den a conocer al final de la mañana de este miércoles.

Entre tanto, los tres sindicatos que firmaron el preacuerdo, UGT. CC. OO. y Acumagme, no han dejado de pedir a sus afiliados que voten ‘sí’ al texto pactado, que reconocen que podría no ser del todo satisfactorio para todos los trabajadores, pero que tampoco lo sería para PSA. Los votos de los 9 miembros de estas centrales que formaban parte de la comisión negociadora del convenio dieron su visto bueno al documento final frente a los 3 de los sindicatos que no firmaron, CGT y OSTA.

José Carlos Jimeno, portavoz del mayoritario UGT, ya indicó el domingo tras la firma que el preacuerdo "recoge esfuerzos por las dos partes, pero lo más importante es que garantiza el futuro industrial no solo para la planta de Figueruelas, sino para el sector del automóvil en Aragón los próximos años".

De obtener el preacuerdo el apoyo mayoritario de la plantilla, se espera que la dirección de Opel en Rüsselsheim (Alemania) –que cuenta con directivos procedentes de PSA tras la compra de la firma germana por la francesa– anuncie en breve planes productivos para la factoría de Figueruelas. El primero, la confirmación de la producción de la sexta generación del Corsa, el modelo más emblemático de la planta aragonesa, clave para que ésta pueda utilizar al máximo su capacidad instalada, que ronda los 480.000 vehículos ensamblados al año.

Un ‘no’, en cambio, abriría un periodo de incertidumbre en la fábrica y en el sector que, de cumplirse las amenazas apuntadas por altos directivos de Opel y PSA, pondría en cuestión el futuro de gran parte de la industria de la automoción en Aragón.

Etiquetas
Comentarios