Despliega el menú
Economía

La dirección de Opel y los sindicatos retoman la negociación tras la mediación del Gobierno de Aragón

La compañía pone como fecha límite para llegar a un "acuerdo de competitividad" el 29 de enero. Las partes tratarán los cinco puntos reclamados por el comité y el Corsa dependerá del pacto.

La dirección deOpel y el comité de empresa retoman este viernes las negociaciones del convenio colectivo. Así lo acordaron este jueves ambas partes tras las rondas de reuniones que el presidente aragonés, Javier Lambán, junto con la consejera de Economía, Marta Gastón, mantuvo con ellos a lo largo del día en la sede de la DGA en un intento de urgencia de desbloquear la situación después de que el miércoles la compañía automovilística anunciara la paralización del proyecto del nuevo Corsa, entre otras medidas, lo que hizo saltar todas las alarmas. En la reunión, prevista a media mañana, se abordarán los cinco puntos que los sindicatos reclaman (fundamental un plan industrial para las dos líneas de montaje de la factoría de Figueruelas). Eso sí la compañía ha puesto como fecha límite para llegar a un acuerdo "de competitividad" el 29 de enero, esto es, el próximo lunes.

El Gobierno de Aragón se reúne con la dirección y sindicatos de Opel España

En cuanto a la decisión de la compañía de paralizar el proyecto del nuevo Corsa y las inversiones previstas en la nave 1 de Carrocerías y la imposibilidad de optar a nuevos modelos por parte de la planta zaragozana, Gastón dijo que el número dos de Opel, Rémi Girardon, les trasmitió este jueves que está "directamente asociada al no acuerdo". "Hay plazo y voluntad de negociar. Y desde luego a la DGA le ha quedado claro que es ahí donde está la clave para que sea reversible. Y cuanto nos ha trasladado todavía es mucho más ambicioso en cuanto a planes de futuro", afirmó.

Lambán se reunió por la mañana con Girardon y el director general general de Opel España, Antonio Cobo, a los que pidió "un esfuerzo adicional" para buscar una solución y tratar los cinco puntos que los representantes de los trabajadores reclaman. Ya por la tarde el presidente aragonés retomó la ronda de reuniones con los sindicatos. Tras una hora de encuentro se sumó a ella Cobo. Y tras el encuentro, todas las partes comparecieron ante los medios para anunciar el desbloqueo del diálogo.

Cobo insistió, como viene haciendo desde el inicio de las negociaciones, en la necesidad de cerrar un acuerdo de competitividad para poder invertir en Figueruelas "y en cualquier otra". "Sin él no es posible sacar a Opel de la situación en la que está y cumplir el objetivo de que vuelva a la rentabilidad. Y eso es lo que necesitamos", señaló.

El director general de Opel hizo hincapié en la necesidad de llegar a un acuerdo lo antes posible porque "las decisiones se toman mientras estamos hablando y están fuera de nuestro control". Cobo apeló a la responsabilidad de todos por cerrar un pacto. "La voluntad de Opel es del 500% o más y entiendo que es la de todas las partes", añadió.

Por su parte, Sara Martín, presidenta del comité de empresa, explicó que aceptaron por unanimidad restablecer la mesa de negociación después de que Lambán les trasmitiera que la dirección aceptaba la propuesta de hablar de los cinco puntos ("siempre y cuando formen parte de un acuerdo de competitividad", recalcó la compañía). Martín quiso dejar claro que el papel jugado por el Gobierno autonómico no ha sido de mediación "sino un intento de desbloquear la situación". Además, también destacó que ayer no era el día de hablar de los cinco puntos que los sindicatos piden.

La consejera de Economía agradeció en nombre del Gobierno regional la voluntad negociadora de ambas partes, que también valoraron la iniciativa de Lambán para desbloquear una situación difícil.

Etiquetas
Comentarios