Economía

Protesta masiva de los trabajadores a las puertas de Opel en Figueruelas

Los sindicatos analizarán este viernes con sus ejecutivas qué estrategia seguir para responder a la decisión de Opel de paralizar el proyecto del Corsa.

Protesta de los trabajadores de Opel este jueves por la mañana en la planta
Heraldo.es

"Ha sido masiva la protesta. Ha venido todo el mundo", indica Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO. Aragón, que ha estado también en Figueruelas apoyando a una plantilla "muy dolida" con la decisión adoptada por la dirección de paralizar el proyecto del nuevo Corsa y quitarle a Figueruelas de opción de optar a nuevos modelos. 

La pausa de 18 minutos de la hora del bocadillo ha congregado a un 80-90% de la plantilla que trabaja en el turno de mañana y en el central, lo que supone más de 2.000 y cerca de 3.000 personas, según ha estimado la presidenta del comité de empresa, Sara Martín, tras una concentración masiva dentro de las instalaciones.

En la concentración se han oído abucheos y gritos como "Cobo dimisión" (en referencia al director general de Opel España, Antonio Cobo) y también aplausos y consignas como "sí se puede" o "dignidad".

"No van a sacarnos de nuestras casillas. La plantilla está preocupada y muy enfadada", ha afirmado la presidenta del comité de empresa en declaraciones a los medios, minutos antes de la reunión a la que les ha convocado esta mañana la dirección de la planta.

Para Martín, con la "amenaza" que PSA puso el miércoles encima de la mesa "estamos hablando de unos 2.000 empleos", aunque ha recalcado que siempre han conseguido "al final terminar las negociaciones de una o de otra manera" por lo que espera que "esta no sea la excepción".

Por su parte, Ana Sánchez denuncia que "la dirección de Opel con una carta remitida a cada empleado haya finiquitado el nuevo Corsa" y confía en que el comité de empresa con el aval de toda la plantilla pueda hacer que la compañía se replantee esta decisión que supone un ataque frontal a la fábrica de Figueruelas y a toda la industria de automoción de la Comunidad.

"El comité ha reaccionado rápidamente con esta concentración ante la nave 40 en la pausa del bocadillo. Y tenemos que analizar ahora qué pasos a seguir", ha señalado.  Concretamente, CC. OO. celebra su ejecutiva mañana para ver cómo salir de esta grave situación que se ha creado en el marco de la negociación del convenio colectivo en Opel.

"El Gobierno aragonés ha hecho lo que tenía que hacer, convocarnos a las partes, y no eludir lo que está pasando en Opel", afirma Ana Sánchez. Eso sí, avanza, "el acuerdo o no acuerdo se dará en las paredes de esta fábrica". Eso sí, recordando, que "es imposible que firmemos la propuesta de rebaja de condiciones presentada por la empresa" y que es básico que "presente un plan industrial, no solo para la línea 1", que va cargada con tres modelos, sino también para la línea 2, que es la del Corsa, para la que necesitamos nuevos modelos a los que desde luego, no renunciamos.

José Carlos Jimeno, secretario de la sección sindical de UGT en Figueruelas, ha reconocido también que "la protesta que acaba de celebrarse ha sido masiva" ya que la "plantilla está muy enfadada con la puesta en escena radical de la compañía" con su decisión de llevarse el Corsa de la factoría zaragozana. A su juicio, la "piedra angular para retomar la negociación sigue siendo que la empresa nos presente un plan industrial que garantice la plena producción. Eso resulta imprescindible" ha dicho.

Además, Jimeno ha mostrado su esperanza en que la dirección dé marcha atrás en la decisión que ha tomado de paralizar las inversiones, si bien ha admitido "no tener la certeza". "Conocíamos la forma de actuar de GM, pero no la de PSA. Hemos podido avanzar en acuerdos a lo largo de 30 años y confío en que ahora también seremos capaces", ha concluido.

Entre los trabajadores se respiraba esta mañana  la incomprensión ante una decisión que, en palabras Fran Cires, uno de los delegados sindicales de Comisiones Obreras, "es la amenaza que nadie había contemplado", tal y como ha recogido la agencia Efe. "El Corsa es de Zaragoza y es de Figueruelas y se lo quieren llevar de aquí, ¿por qué?", se ha preguntado Cires al concluir la concentración.

El delegado sindical ha insistido en que "habrá que llegar a un acuerdo", mientras que "las movilizaciones son un medio para conseguir un fin: empleo, trabajo y un convenio digno".

El también delegado sindical de CC.OO. Pedro Navarro ha apuntado que "la plantilla ha hecho muchos sacrificios, se ha portado muy bien y ha cumplido todos los objetivo prácticamente". "No se merece lo que puede ocurrir", ha añadido.

Etiquetas
Comentarios