Despliega el menú
Economía

El juicio por la muerte de un trabajador de CAF se suspende tras alcanzar un acuerdo las partes

La viuda del trabajador fallecido en marzo de este año asegura que solo quiere que se reconozca que la muerte de M. A. S. V. la provocó trabajar en contacto con el amianto.

Imagen de archivo de una de las protestas de los trabajadores de CAF por las muertes de trabajadores por amianto al tener contabilizadas 44
Nuevo caso de muerte por amianto en Aragón
Maite Santonja

Ni siquiera ha llegado a celebrarse. El juicio que iba a tener lugar este martes por la mañana a las 10 en el Juzgado de lo Social número 6 de Zaragoza no ha tenido lugar al llegar la parte demandada, la empresa CAF (Construcción y Auxiliar de Ferrrocarriles) y la demandante, los abogados de la familia del trabajador fallecido por amianto, 

M. A. S. V., a un acuerdo indemnizatorio para compensar los daños y perjuicios causados a la viuda y familiares del trabajador que murió el 13 de marzo de este mismo año víctima de esta enfermedad profesional.

"Lo único que quiero es que se reconozca que la muerte de mi marido se la provocó el trabajo en contacto con amianto. Quiero que se haga justicia con él, que ya no está, y con las personas, que puedan estar en su misma situación", ha señalado la viuda, que no podía retener las lágrimas, a la espera de que se celebrase la vista que finalmente no ha sido necesaria.

Las partes implicadas en el juicio por amianto han llegado a un "acuerdo satisfactorio" para ambas del que se deriva el reconocimiento del daño causado a la familia del trabajador fallecido por mesotelioma pleural, un cáncer que no tiene cura,  y cuyo origen radica en haber estado en contacto con las fibras de amianto aunque sea muchos años atrás de declararse la enfermedad. De hecho, el empleado de CAF fallecido, M. A. S. V., estuvo empleado en esta compañía, con sede en Beasaín y planta en Zaragoza, durante tres años, al inicio de su carrera profesional, del 24 de octubre de 1970 al 25 de diciembre de 1973 como aprendiz de herrería. Y no sería hasta edad cercana a la jubilación cuando aparecieron los signos de esta enfermedad profesional que le ha causado la muerte en marzo de este año.

"Esta es ya la muerte número 44 que se cobra el amianto en la planta de CAF en Zaragoza", han señalado fuentes del comité de empresa. "Seguro que hay más casos que no conocemos. Nos enteramos de los que llegan vía sindical a través de la representación de los trabajadores, pero no de todos. Seguro que son más". De hecho, avanzaron que para finales de este año y comienzos del que viene saldrán dos nuevos juicios por la muerte de otros dos trabajadores por inhalación de amianto también en la fábrica zaragozana de CAF. Se trata de C. S. y de D. C., según anticiparon algunos de los miembros del comité, así como testigos que iban a intervenir en el juicio que finalmente no se ha celebrado al alcanzar previamente un acuerdo las partes.

Desde el comité, han destacado que el caso de M. A. S. V. "estaba muy bien atado" y que el 28 de agosto del 2014 el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) ya aprobó concederle la Incapacidad permanente absoluta por mesotelioma pleural y que unos meses después,  el 9 de abril de 2015,  ratificó que padecía este cáncer basándose en el informe de la Inspección de Trabajo, del 5 de enero de 2015. Un documento que asegura que “en la empresa CAF se trabajaba con amianto que se utilizaba como aislante térmico en los vagones y se reparaban piezas o se montaban piezas en los vagones nuevos siendo en ese momento cuando se producía el riesgo de inhalación de fibras de amianto” y considera acreditado que “el Sr S.V. estuvo en contacto con el amianto durante parte del tiempo en el que prestó servicios en dicha empresa”.

Etiquetas
Comentarios