Economía

Juicio por la muerte de otro trabajador por amianto en la CAF

Es la víctima número 44 que se cobra el amianto en esta empresa, según CC. OO. Aragón

Antigos talleres de la CAF

El próximo martes en el Juzgado de lo Social número 6 de Zaragoza, la empresa CAF (Construcción y Auxiliar de Ferrrocarriles) se enfrentará a un nuevo juicio por amianto por la muerte el 13 de marzo de este año del trabajador M. A. S. V. por el cáncer causado por haber estado en contacto con este material cancerígeno muchos años atrás. El fallecido, según los abogados de la demanda contra CAF (Víctor Carrera y Ángel Aznar) estuvo empleado en esta compañía, con sede en Beasaín y planta en Zaragoza, durante tres años, del 24 de octubre de 1970 al 25 de diciembre de 1973 como aprendiz de herrería.

Muchos años después, tras pasar por distintas empresas y ya trabajando desde el año 1992 en la fábrica de Opel Figueruelas, el 28 de agosto del 2014 el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) aprobó concederle incapacidad permanente absoluta, a la espera de determinar el carácter profesional de su enfermedad, mesotelioma pleural. El dictamen llegó unos meses después, el 9 de abril de 2015, cuando el INSS ratificó que padecía este cáncer, que no tiene cura, basándose en el informe de Inspección de Trabajo del 5 de enero de 2015 que recoge los años en que el fallecido prestó sus servicios en CAF.

De acuerdo a dicho informe, en esa época, “en la empresa se trabajaba con amianto que se utilizaba como aislante térmico en los vagones y se reparaban piezas o se montaban piezas en los vagones nuevos siendo en ese momento cuando se producía el riesgo de inhalación de fibras de amianto” y considera acreditado que “el Sr S. V. estuvo en contacto con el amianto durante parte del tiempo en el que prestó servicios en dicha empresa”.

Sería así la víctima 44 que se cobra esta enfermedad profesional causada por el amianto en la CAF, según datos de CC. OO. Aragón. En este caso, la defensa va a pedir casi medio millón de indemnización por los daños morales y la agonía sufrida por el trabajador y su familia en los últimos años de su vida. Si bien, aunque esta enfermedad tardó décadas en manifestársele, ya que la contrajo al inicio de su vida laboral en CAF  la defensa acredita que, por aquellos años, esta compañía  no tomaba ninguna medida de prevención para evitar la inhalación de este peligroso material por parte de los trabajadores. Y para corroborarlo, se basa en una sentencia, del 3 de abril de 2017 de este mismo Juzgado de lo Social número 6, que obliga a la Seguridad Social a pagar la Incapacidad que tuvo que asumir Fremap, la mutua de Opel España, antaño GM España, al entender que no fue esta empresa sino la CAF la responsable de que M. A. S. V. contrajera esta enfermedad profesional.

Asimismo, la defensa se basa en un informe de Inspección de trabajo del 5 de enero de 2015 que acredita que CAF no hizo nada en los años 70 para evitar la inhalación de amianto en sus instalaciones. Los letrados aportan una sentencia del Tribunal Superior de Justicia, del 6 de julio de 2017, que señala textualmente que “se declara probado que la enfermedad profesional se produjo y fue consecuencia del contacto con amianto en el tiempo que el trabajador prestó servicios para la empresa CAF S.A. desde el 24-10-1970 al 25-12-1973, sin que con posterioridad, en otras empresas para las que prestó servicios haya estado en contacto con el amianto, siendo la última empresa Opel España S.A. en la que prestó servicios desde el 24/4/1990 a 31/3/1995 y General Motors España S.L. desde el 1/4/1995 a 18/6/2002 y desde 20/6/2002 a 23/6/2014 la cual tiene concretada la cobertura del riesgo profesional desde 1-1-2008 con la mutua Fremap”.

Etiquetas
Comentarios