Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Opel ve inasumible el aumento salarial que plantea el comité y recuerda que sigue en pérdidas

La dirección de Figueruelas demanda un convenio con unas condiciones que se ajusten a la competitividad que marca PSA.

Asamblea de afiliados de UGT en Opel celebrada ayer en la sede del sindicato en Zaragoza.
Los sindicatos de Opel plantean subir salarios entre el 2,5% y el 4% en la planta de Figueruelas
Oliver Duch

Como en cualquier inicio de negociación de convenio, las posturas entre dirección y comité de empresa en Opel Figueruelas están aún muy alejadas. El guión es el mismo que siempre cuando empiezan. Propuestas de máximos por ambas partes. Lo que cambia esta vez son los actores, es decir, la propiedad que el 1 de agosto dejó de ser de General Motors para pasar a manos de PSA. Y la única consigna que ha dado por ahora su presidente, Carlos Tavares, a los equipos directivos de la marca del rayo es que "hay que ganar dinero" y volver a ser rentables en 2020.

Esa máxima, que lleva implícito contener los costes y si es posible reducirlos, enmarcó ayer la respuesta de Opel España a la presentación de la plataforma de convenio que de manera resumida hicieron los representantes de los cinco sindicatos que integran el comité y en la que todos incluyen un incremento salarial superior al 2,5%. Un repunte inasumible, contestó la dirección, máxime en una compañía que sigue en pérdidas después de 18 años y que solo en este ejercicio pueden sumar hasta mil millones. Lo que la empresa necesita, según fuentes de la misma, son unas condiciones económicas y salariales de convenio que le permitan ajustarse a la competitividad fijada por PSA.

Limar las diferencias

Hay una "gran diferencia" entre las factorías de la marca alemana y las que forman parte de PSA, recalcó hace más de un mes Tavares en el Salón del Automóvil de Fráncfort (Alemania). Son "más rentables y eficientes", advirtió entonces. Hoy los vicepresidentes de Manufacturas de PSA y Opel estarán en Zaragoza previsiblemente para reforzar este mensaje.

"Figueruelas lleva diez años haciendo una política de reducción de costes y eso no lo pueden tirar a la basura sino que hay que ponerlo en valor", avisó José Carlos Jimeno, secretario general de la sección sindical de UGT en la factoría zaragozana: "Es momento ya de un incremento salarial y de que aquellos pluses que se realicen se paguen". Este es uno de los puntos básicos de la plataforma del sindicato mayoritario, junto a la necesidad de integrar a los mandos intermedios (niveles 6 y 7) en el convenio que se negocie y conseguir que las contratas que trabajan para la fábrica cumplan los convenios de referencia. Aunque para Jimeno es difícil llegar a consensuar una plataforma unitaria de convenio –al "no tener tiempo que perder"– sí indicó que antes de cada reunión con la dirección, la parte social hablará de los temas a tratar para poder acordados.

Por su parte, Chema Fernando, secretario de la sección sindical de CC. OO. en la planta, señaló como puntos prioritarios de su plataforma una mejora salarial, la integración de los niveles 6 y 7 en el convenio, la reducción de tramos que tienen que pasar los nuevos contratados hasta llegar a equiparar sus condiciones con las de los veteranos y hacer que las contratas cumplan con las condiciones que marca el convenio del sector. Además, añadió, sería fundamental que la dirección "nos ponga encima de la mesa unos planes de futuro consolidados".

Juan Pardo, desde OSTA, prefirió hablar de lo que no van a entrar a negociar: ni la jornada irregular ni la paga variable. Por lo demás, y dado que hay coincidencia con varios de los puntos que llevan en su plataforma los sindicatos mayoritarios, abogó por una plataforma unitaria, si bien reconoció que es complicado por la premura de tiempo ya que la dirección quiere tener cerrado el convenio en diciembre.

Desde la CGT, Santiago Arcos señaló como puntos básicos asegurar el poder adquisitivo de los trabajadores con un alza salarial y recuperando los pluses que se han perdido, generar más empleo, garantizar la prevención y protección de la salud y aplicar mejor los ritmos de trabajo. Para Javier Lezcano, de Acumagme, meter los niveles 6 y 7 en este convenio es una asignatura fundamental, así como subir los salarios. "La compañía nos dice que lleva mucho tiempo perdiendo dinero, pero es que la plantilla tampoco puede perder más", dijo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión