Economía
Suscríbete

Una compañía cárnica que produce maderas nobles y energías renovables

La firma de origen familiar ha diversificado la actividad con la que nació hace más de 80 años.

Responsables de la empresa con el presidente Javier Lambán, ayer en el secadero Campodulce.
Responsables de la empresa con el presidente Javier Lambán, ayer en el secadero Campodulce.
L. C./DGA

Para encontrar el origen del grupo cárnico aragonés hay que remontarse casi 80 años atrás, cuando la familia Samper centraba su actividad comercial en la compraventa de ganado porcino, una actividad comercial que cambio de rumbo en los años 30 con la creación de la sociedad mercantil Jorge S.L. (actual cabecera de este grupo empresarial aragonés), hacia la producción de ganado. Fue en los años noventa, cuando la producción se completo con el sacrificio y el despiece. Y desde entonces, el grupo no ha dejado de sumar actividades, de crecer, hasta convertirse en el grupo cárnico más importante de Aragón, uno de los más destacados de España y entre los más grandes de Europa.

Lo corroboran sus cifras. Emplea a 4.500 empleados en toda España, de los que 2.000 se encuentran en el complejo cárnico situado en la localidad zaragozana de Zuera y al que en tres años se añadirán otros 2.000 trabajadores. Sacrifica 30.000 cerdos al día, de los que 10.000 se matan en Aragón –una cifra que aumentará hasta 15.000 con la inversión anunciada por el grupo–. Tiene previsto facturar este año más de 1.000 millones de euros, de los que el 80% proceden de la comercialización de sus productos en mercados de todo el mundo.

Es el sector porcino en el que se integra su más intensa actividad, que cubre todos los procesos de la cadena de producción. Lo hacen con un matadero The Pink Pig en Zuera, en cuyo polígono industrial se sitúa también Rivasam y Primacarne, dos salas de despiece, así como el secadero de jamones Campodulce, la planta de producción y venta de productos secundarios PPS, y Frío Limpio de Aragón, dedicada a la refrigeración industrial. Este complejo empresarial se completa con Aralogic, que engloba la actividad de transporte en vehículos de temperatura controlada y transporte de ganado vivo.

Grupo Jorge cuenta con Proteínas y Derivados, dedicada al tratamiento térmico de subproductos y que tiene una planta en la localidad oscense de Zaidín y otra en la localidad barcelonesa de Santa Eugenia de Berga, en cuyo polígono está instalado también el matadero Le Porc Gourmet. Con Mafresa, en la localidad leridana de Mollerusa, se dedican a la producción y venta de jamones ibéricos, mientras que en la localidad zaragozana de Monzalbarba se encuentra la empresa que se ocupa de la explotación de granjas de ganadería porcina y fabricación de piensos, y en la avenida de la Hispanidad de la capital aragonesa se localiza Tapesa, desde la que se comercializan los productos zoosanitarios.

Pero, aunque es su actividad principal, la cárnica no es su única línea de negocio. Para dar respuesta a la filosofía de la empresa y de sus fundadores, los hermanos Samper han integrado en la compañía nuevas actividades que responden a su compromiso con el medio ambiente y el entorno, la alimentación responsable y sostenible.

Con el nombre de Jorge Green, el grupo aragonés desarrolla acciones en el medio ambiente natural con cultivos y plantaciones forestales. Según explicaron ayer sus responsables, la compañía cultiva sus propios cereales con los que elabora el pienso para la alimentación de los animales de sus granjas. Pero además dispone de plantaciones de maderas nobles, concretamente en una finca de 1.700 hectáreas en Castejón de Monegros (Huesca), donde 81.000 cerezos y nogales ocupan 170 hectáreas. "Nuestro balance de emisiones de CO2 es neutro", señalaron.

Energía del sol y el viento

Su apuesta por las energías limpias le ha llevado a competir con los grandes del sector. Y ganar. De hecho, Grupo Jorge se convirtió en uno de los mayores adjudicatarios de potencia en la puja eólica y de biomasa realizada en 2016 por el Gobierno español, la primera en tres años.

Según los datos de la compañía, el grupo aragonés participa en seis parques fotovoltaicos en suelo y dos plantas en techo con una potencia instalada de 36,76 MW., en Aragón, Navarra y Andalucía.

Asimismo, su compromiso con el cuidado del medio ambiente y su empeño en conseguir la mayor eficiencia energética, la compañía utiliza sus propios centros de producción de electricidad. Así, mediante la tricogeneración (obtención simultánea de energía eléctrica, térmica y producción de frío por absorción) aprovechan al máximo sus recursos propios y evitan cambios de tensión y transporte a larga distancia, "lo que supondría una pérdida notable de energía", explican.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión