Despliega el menú
Economía

El beneficio neto de CAF cayó un 13% en 2016 por "el impacto de la mayor carga impositiva"

La firma guipuzcoana, que tiene una planta en Zaragoza, invertirá 60 millones en su plan tecnológico 2017-2018.

Instalaciones de la planta que la firma guipuzcoana CAF tiene en Zaragoza.
El beneficio neto de CAF cayó un 13% en 2016 por "el impacto de la mayor carga impositiva"
heraldo

Las ventas de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarril (CAF) alcanzaron el pasado los 1.318 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,7% respecto al año anterior. Y aunque su beneficio antes de impuestos alcanzó los 59 millones de euros, en línea con el ejercicio precedente, "por el impacto de una mayor carga impositiva" las ganancias netas después de hacer frente al impuesto de Sociedades se redujo a los 37 millones de euros, lo que supone un descenso del 13% respecto al año anterior. Lo explicó ayer el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, en su discurso ante la Junta General de Accionistas correspondiente al ejercicio 2016, en la que se aprobó un reparto de dividendos de 0,58 euros brutos por acción, elevando así en algo más del 10% el dividendo retribuido del ejercicio precedente.

Arizkorreta quiso hacer hincapié en la "favorable" evolución de la posición financiera de la compañía guipuzcoana, que cuenta con una planta en Zaragoza. Así, su deuda neta se redujo en un 45% hasta los 265 millones.

Entre los datos de la compañía destaca el que hace referencia a la cartera de pedidos, que superó, por primera vez en la historia de la firma, los 6.228 millones, una cifra que equivale a 4,7 veces las ventas de 2015 y un incremento porcentual superior a los 18 puntos respecto a los 5.251 millones con los que se cerró 2014, «que constituía el valor máximo histórico hasta el ejercicio ahora cerrado», subrayó el presidente de la compañía guipuzcoana. Del mismo modo, se incrementó su patrimonio un 10%, hasta quedar en 784 millones de euros.

Perspectivas "positivas"

Arizkorreta, que anunció que el plan de tecnología de CAF para el periodo 2017-2018 contempla inversiones de 60 millones de euros, principalmente en tecnologías de señalización, almacenamiento y gestión de energía y en digitalización, insistió en su confianza en el futuro de la compañía, "por su voluntad de crecimiento y la aproximación internacional de su gestión". Y destacó que las perspectivas de su sector son positivas, ya que las previsiones de Unife (Unión Europea de Industrias Ferroviarias) dibujan un crecimiento estable del mercado de suministro global para los próximos seis años, con una tasa de crecimiento anual del 3,2% en el que el material rodante y los servicios, que son, a su vez, los segmentos en los que CAF está más desarrollado, serán los principales impulsores.

De hecho, el presidente destacó que lo acaecido en los primeros meses del 2017 responde a las previsiones de manejaban en la empresa. "La confianza que nuestros clientes han depositado en CAF en el último año en forma de nuevas contrataciones nos ha permitido un mayor nivel de actividad que se ha traducido en incrementos de doble dígito en nuestros principales indicadores. Se evidencia el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento que debe seguir acompañándonos en el medio plazo", indicó.

Y es que en el primer trimestre del año, la compañía registró un beneficio neto de 9,29 millones de euros, un 8% más respecto al mismo periodo del año anterior.

Etiquetas
Comentarios