Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Belchite

Delphi anuncia el cierre de la fábrica de Belchite y el despido de 50 trabajadores

El cese de actividad será progresivo, de marzo a junio de 2017, según trasladó la dirección de la empresa al comité. La pérdida de cableado del nuevo Opel Meriva, la causa.

M. Llorente Actualizada 21/10/2016 a las 20:03

La pérdida del negocio de cableado del nuevo Opel Meriva, que la planta de General Motors en Figueruelas tiene previsto lanzar en el primer trimestre del año que viene, ha motivado la decisión de Delphi Packard de echar el cierre a la única planta de la multinacional que quedaba en territorio aragonés, ubicada en Belchite, y que da empleo a unas cincuenta personas. Este fue al menos el argumento que esgrimió la dirección de la fábrica al comunicar al comité de empresa este pasado martes su intención de cerrar las instalaciones en la localidad ante la imposibilidad de conseguir nuevos proyectos.

Hasta ahora, la secuenciación del cableado para el Meriva, en parte para el Insignia y también para varios motores de la planta de Ford en Almussafes (Valencia) había sido suficiente carga de trabajo para esta planta de Delphi, que ya sufrió un recorte drástico de plantilla hace 16 años. "En 1999 trabajaban allí 1.284 personas, que en el año 2000 pasaron a ser 256", informaron fuentes conocedoras del negocio. A este gran recorte de plantilla, se sumó otro en 2014, cuando perdieron el cableado del Corsa y ahora solo quedan los 50 empleados, la mayoría de la comarca Campo de Belchite, cuyos contratos van a ser extinguidos por la finalización del cableado para el Meriva actual el próximo marzo. Según trasladó la dirección a la representación de los trabajadores, el cierre será progresivo y se prolongará de marzo a junio.

Para el Ayuntamiento de Belchite, que ya es conocedor del cierre y ha hablado con los trabajadores para mostrarles su solidaridad, esta noticia es"muy negativa" ya que incrementará el "serio problema" de despoblación que sufre esta zona zaragozana. "Tuvimos una reunión con el comité de empresa y le transmitimos todo nuestro apoyo", señalaron desde la corporación municipal.

Desde UGT Aragón confirmaron el anuncio del cierre. "Les vamos a decir que busquen proyectos con otros fabricantes que no sean Opel y que nos den otra alternativa. El cierre no podemos aceptarlo", dijeron, si bien rehusaron concretar su estrategia de negociación dado que hasta el martes no tendrá lugar la primera reunión para empezar a negociar este ERE extintivo y aún no cuentan con la documentación necesaria que ha de aportarles la dirección de la multinacional. "No podemos hablar todavía de indemnizaciones sin hacer que Delphi busque carga de trabajo o recolocaciones para la mayor parte de la plantilla", señalaron.

Y es que estos despidos llegan en un contexto económico muy diferente al que había antes de la crisis. Fue en 2006 cuando UGT, el único sindicato con presencia actual en el comité de Delphi Belchite, empezó a negociar el cierre de la planta de Delphi en Tarazona. Consiguieron entonces indemnizaciones por valor de 85 días y fueron muchos los trabajadores que entonces optaron por salir voluntariamente antes de que en diciembre de 2007 la planta echase el cierre definitivo. En Tarazona, en el año 2000 trabajaban también 1.124 personas. "Este negocio del cableado vino de pronto y ahora se vuelve a marchar", explicaron fuentes conocedoras del negocio. 
 

Una industria que ya es historia

La deslocalización de la fabricación del cableado para coches hacia países como Marruecos, Tánger o Polonia, ha sido una constante desde hace años. Lo que quedaba en Belchite era sobre todo secuenciación, pero no fabricación. "Fue el empresario Domingo Bailo, fallecido en 2013, el fundador de la empresa Cableados Integrados (CISA) en Belchite, que en el año 1993 vendería a la multinacional estadounidense Delphi Packard.

Fue este empresario aragonés quien con varios socios, entre ellos sus primos José María y Pilar Budé Pérez, pusieron la semilla de una industria que generó miles de puestos de trabajo en la Comunidad (Delphi llegó a tener plantas en Tarazona, Belchite, Ejea) y en las vecinas Pamplona (donde con el tiempo se reconvirtió en Mondecab) y Olvega (Soria). Hoy, la practica totalidad ha desaparecido.

También ocurrió lo mismo con las sucesoras de Delphi, las plantas de ACE (en Alcañiz, Ejea y La Puebla). Tras la venta a Delphi, Bailo creó en 1993 esta compañía, que también vendería en 2008 al grupo nipón Fujikura. Ahora, con el cierre de Delphi Belchite desaparece el vestigio de una industria que vuelve a empobrecer el tejido industrial aragonés.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo