Economía
Suscríbete por 1€

Los créditos BEI están prácticamente concedidos y la DGA se plantea reeditarlos

Francisco Bono ha reconocido que "se ha hecho corto" con el crédito llegado desde Europa.

El consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono
La financiación a empresas aumentará un 15%
HA

El consejero de Economía, Francisco Bono, ha avanzado este lunes que prácticamente están concedidos los 200 millones de euros en créditos a empresas a través del convenio con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y dos entidades financieras y que el Gobierno de Aragón se plantea reeditar esta línea de financiación.

En una comparecencia en la Comisión de Economía de las Cortes a petición del PSOE, el consejero ha admitido que el Gobierno de Aragón no esperaba que este mes estuviera prácticamente cerrada esta línea de créditos -que asciende a 200 millones de euros aportados a partes iguales por el BEI, Banco Santander e Ibercaja-, que se ha repartido entre bastantes empresas.

En su opinión, "se ha hecho corto con el BEI" y la voluntad del Gobierno es ampliar esta línea, aunque ha admitido que tiene un punto "negativo" para la administración y es que computa como deuda.

No obstante, ha indicado que si no plantea problema, y dada la aceptación y la disposición de las entidades financieras, el Gobierno seguiría con una segunda línea si lo aprueba el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El parlamentario del PSOE Florencio García Madrigal ha insistido en que la creación de empleo debe ser la prioridad, en que algo debe moverse más en el mercado del crédito a bajo interés para generar economía real que se traduzca en creación de puestos de trabajo y en que se debe atender de manera urgente a las pymes, que representan el 99,8 % de las empresas, ya que los tipos, comparativamente, están en España por encima de Alemania o Francia.

En ese sentido, ha instado al Gobierno a reforzar las herramientas de las que dispone, más en un momento de "emergencia nacional" en el que es necesario un pacto por el empleo, por lo que ha preguntado al consejero cómo están funcionando las empresas públicas Avalia, Sodiar y Suma Teruel, además del Plan Impulso y los créditos del BEI, que sigue siendo "poco transparente".

José Luis Soro, de CHA, ha lamentado que la falta de crédito a las empresas sea un "clásico" en la crisis y ha preguntado al consejero qué está haciendo el Gobierno en el ámbito de la "desbancarización" -alternativas financieras al canal bancario tradicional- que anunció la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, en el debate de política general.

Luis Ángel Romero, de IU, tras indicar que la situación actual requeriría de un banco público en la Comunidad, ha reconocido que la gestión de los instrumentos financieros con los que cuenta la comunidad es razonable pero su dotación "insuficiente" para financiar proyectos, porque no está fluyendo el crédito hacia el tejido empresarial y el Gobierno debería haber multiplicado "por mucho" las partidas.

Respecto a las empresas públicas financieras, Bono ha comentado que ocupan una cuota de mercado pequeña pero ha destacado que se están dedicando muchos recursos.

En ese sentido, ha detallado que en el caso de Sodiar ha pasado de 1,7 millones de euros en 2011 a 5,8 este año; Suma Teruel, de 6,8 a 10 en 2013 (este año está pendiente una operación mixta con Sodiar); y Avalia se ha reforzado con cargo al Plan Impulso y ha pasado de 15,4 millones en 2011 a 17,2 millones.

Ha destacado que en torno al 80 por ciento de los proyectos que llegan a las sociedades se aprueban y el resto se rechazan por falta de viabilidad y en algún caso por falta de garantías mínimas.

Además de las operaciones habituales de estas sociedades, ha indicado que el año pasado se pusieron en marcha unos fondos especiales para emprendedores en colaboración con ayuntamientos, concretamente con Huesca capital, Calatayud y ahora con Jaca, y este año se firmará con Fraga, para proyectos de inversión que no superen los 25.000 euros.

En cuanto a la desbancarización, Bono ha anunciado que antes del verano se presentará ese programa, que consistirá básicamente en unas jornadas de divulgación y una feria financiera con el objetivo de poner en contacto a las empresas aragonesas con los representantes de las fuentes financieras que no son la banca privada.

Etiquetas