Economía

Empresas

Todos los trabajadores a la calle, tras meses sin cobrar

La empresa TB-Solutions anunció este viernes un ERE de extinción a toda la plantilla de Zaragoza, compuesta por 59 personas. Los despidos tardarán todavía un mes en ejecutarse.

"Nos está costando dinero ir a trabajar"

La dirección de la empresa TB-Solutions confirmó este viernes a sus trabajadores que ha comenzado los trámites para ejecutar un ERE de extinción a toda la plantilla de la delegación de Zaragoza, compuesta por 59 personas.

Los casi sesenta trabajadores que quedaban en la planta ubicada en el polígono de Pla-Za se van a quedar sin trabajo, pero al menos serán liberados de una situación de 'secuestro laboral' que duraba ya cuatro meses. Sin embargo, para poder empezar a cobrar el paro tendrán que esperar, como mínimo, hasta el 16 de septiembre, porque la ley marca un plazo de un mes desde que se comunica el ERE hasta que se ejecutan los despidos.

Tras cuatro meses seguidos sin cobrar y sin haberse embolsado tampoco las pagas extra de Navidad y verano, los empleados de TB-Solutions se muestran ansiosos por terminar los trámites y poder acceder a las ayudas. Este mes de espera, más lo que tarden en recibir el primer mes de paro, les parece un mundo: "En total serán seis meses sin ingresos y a mí ya se me están acabando los ahorros. Tengo muy claro que hasta octubre tendré que recurrir a mi familia", comenta un analista de la empresa de 30 años.

La plantilla llevaba en huelga desde el 1 de agosto, momento en el que asumió que nunca cobraría las nóminas adeudadas y decidió dejar de perder dinero por ir a trabajar cada día. Ni los trabajadores ni los sindicatos se mostraban optimistas sobre la situación financiera de la empresa por lo que pedían que, al menos, sus directivos tomasen una decisión cuanto antes y agilizasen el proceso de cierre, ya que los empleados no podían dejar el trabajo sin perder el derecho a cobrar la prestación por desempleo.

¿Permisos retribuidos?

El comité ha emprendido ahora una nueva batalla y ha pedido permisos retribuidos para toda la plantilla hasta que se lleven a cabo los despidos para poder, al menos, cotizar este mes. "Tenemos muy claro que la empresa no pagará nada pero por lo menos quedaría registrada la deuda", comenta José Romero, representante de UGT. Sin embargo, lo más probable es que la empresa se niegue y que la huelga continúe hasta el mismo 16 de septiembre.

Una de las afectadas, con una hija pequeña y un marido en paro, todavía se muestra optimista pese a los ahogos económicos y ve la luz al final del túnel: "Al menos nos han dado por fin una solución. Buena o mala pero nos la han dado. Si no nos iban a pagar nos tenían que mandar al paro".

"Tenían que haber cogido el toro por los cuernos y haber cerrado antes -critica sin embargo otro de los trabajadores afectados-, está bien que esto acabe pero ha sido como un jarro de agua fría saber que tenemos que aguantar todavía un mes más en esta situación".

Desde el Comité de Empresa lamentan "profundamente" que la única salida posible sea el cese de la actividad y critican la postura adoptada por los responsables de la empresa durante los días de huelga. "Tenían sometidos a sus trabajadores y parece haberles importado bien poco, sin valorar el perjuicio ya no solo a los propios empleados, sino a los clientes también: administraciones públicas estatales, autonómicas y locales, sector bancario, sector privado...", denunciaban este viernes en un comunicado los representantes sindicales.

Etiquetas