Economía

Los mercados siguen castigando a España

La credibilidad de España bajo mínimos mientras el Ibex cae y la prima bate récords

El principal indicador ha retrocedido a los 6.519,9 puntos, regresando a mínimos de mayo de 2003. La gran banca se despeñó más de un 4%.

El Ibex 35 se ha desplomado un 2,96% al cierre de mercado y ha retrocedido a los 6.519,9 puntos, regresando a mínimos desde mayo de 2003. La victoria de los partidos pro euro en Grecia no ha servido para relajar la presión sobre la deuda pública, con la prima de riesgo disparada a los 574 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años en el 7,18%.

La gran banca se despeñó más de un 4%, mientras que Telefónica se dejó un 3,92% y Repsol, un 3,25%. Los inversores sobre todo penalizaron los valores bancarios, con Bankia al frente de los recortes, al desplomarse un 9,02%. Otros bancos cotizados que protagonizaron las mayores caídas fueron Bankinter (-4,69%) y Caixabank (-2,32%).

Gamesa siguió a Bankia y se dejó un 5,59%, mientras Iberdrola se anotó el tercer mayor recorte de la jornada, con una caída del 5,17%. Sólo cinco valores salvaron el rojo, entre ellos IAG, que se revalorizó un 3,59%.

La prima, en máximos

Por su parte, la prima de riesgo española se ha vuelto a disparar hoy y ha cerrado en un nuevo máximo en la era euro, 574 puntos básicos, mientras que el bono español a diez años se ha situado en el 7,15 %, también por primera vez desde que está en vigor la moneda única europea.

No obstante, durante la sesión, la prima de riesgo llegó a rozar los 590 puntos básicos (588), afectada por la desconfianza del mercado hacía España según han explicado varios analistas, que han destacado que la victoria en Grecia de los partidos partidarios de la permanencia en el euro sólo ha sido un alivio efímero.

Y es que según los analistas, el mercado ha acogido con incertidumbre la intención de los partidos vencedores en las elecciones celebradas ayer en Grecia de renegociar los términos de la ayuda recibida desde Europa.

En concreto, Tristan Cooper, de Fidelity ha señalado que el resultado de las elecciones griegas "no varía el hecho de que la economía helena se encuentra sumida en un profundo agujero sin una clara ruta de escape".

La mayor preocupación, ha dicho, "es que los legisladores europeos se relajen por los resultados de estas elecciones, lo cual conllevaría una decepción aún mayor de los mercados si luego no consiguen una mayor integración fiscal y financiera en Europa".

Además, ha explicado que otro de los temores "es que España sea expulsada del mercado tras recibir ayuda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) o el Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (ESM), lo que reduciría el incentivo a intervenir del Banco Central Europeo (BCE) para limitar las rentabilidades de los bonos españoles".

Y es que según han coincidido varios analistas, sólo el BCE puede apaciguar al mercado si reanuda las compras de deuda soberana que interrumpió en febrero de este año.

Pero el BCE lleva catorce semanas consecutivas sin comprar deuda de los países de la zona del euro, lo que según los expertos, no ayuda a relajar las tensiones del mercado y así, rebajar el interés de la deuda española que, por primera vez, ha sobrepasado hoy el crítico 7 %.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado hoy que "persisten las dudas" sobre la capacidad de recuperación de la economía española y sobre el futuro del euro, por lo que ha reclamado que la entidad europea responda "con toda firmeza" a la "insistente presión" de los mercados.

En medio de todas estas tensiones, España espera captar mañana entre 2.000 y 3.000 millones de euros en una subasta de letras a doce y dieciocho meses.

El jueves también prevé captar entre 1.000 y 2.000 millones de euros en bonos a dos, tres y cinco años, con vencimiento en 2014, 2015 y 2017.

En cuanto a la prima de riesgo de otros países, la de Italia también se ha elevado hoy hasta los 467 puntos básicos, mientras que el rendimiento de su bono se ha situado en el 6,08 %.

En el caso de Portugal, su prima de riesgo ha cerrado en los 910 puntos básicos y la de Irlanda, en los 598.

Por el contrario, la prima de riesgo de Grecia se ha reducido desde los 2.532 puntos básicos de la apertura, a los 2.488 del cierre.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban a 557.000 dólares anuales.

Etiquetas