Despliega el menú
Economía

Huelga general 29-M

Toxo y Méndez harán "un nuevo anuncio" el 1 de mayo

Tras la huelga general, los secretarios de los sindicatos de nuestro país han advertido de que el 1 de mayo, Día del Trabajo, habrá un "nuevo anuncio" si el Gobierno no mueve ficha.

Toxo -izda., y Méndez
Toxo y Méndez advierten de que se está acabando el crédito al Gobierno
EFE

Tras la huelga general, los secretarios generales de los sindicatos de nuestro país han advertido de que el 1 de mayo, Día del Trabajo, habrá un "nuevo anuncio" si el Gobierno no mueve ficha antes de esa fecha. Entretanto, el Ejecutivo ha expresado su respeto a las movilizaciones y ha invitado a un pacto en el Parlamento.

En declaraciones a RNE y a la cadena SER, los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, no han desvelado si ese anuncio podría ser la convocatoria de una nueva huelga general, pero tampoco lo han descartado. En todo caso, han precisado que ven "prematuro" que se hable ya de una próxima huelga general.

Así, de momento, los sindicatos prefieren situarse en el presente y confían en que el seguimiento "masivo" del paro general de este jueves y las "multitudinarias" manifestaciones que lo acompañaron hagan que el Gobierno abra los ojos.

Además, Toxo espera que el Ejecutivo opte por convocar "de manera inmediata" a las organizaciones sindicales para reabrir un diálogo social ahora mismo roto. "Yo confío, igual soy muy ingenuo, en que hoy (por el viernes) el Consejo de Ministros tome la decisión de retornar al diálogo social", ha subrayado el líder de CC.OO.

Toxo ha añadido que si el Gobierno no hace un gesto pronto, de aquí al 1 de mayo los sindicatos "madurarán" decisiones que ya tienen perfiladas, entre ellas una campaña intensa de información en los centros del trabajo. "Ese Primero de mayo podría haber un nuevo anuncio si de aquí a allí no hay respuesta", ha avisado el dirigente de CC.OO., a lo que Méndez ha agregado que, si el Ejecutivo no atiende sus llamamientos, mantendrán la confrontación.

Mientras que para el líder de UGT, quien se encuentra ahora en una "encrucijada" es el Gobierno, quien debe mover ficha para no prolongar el conflicto social y dejar de comportarse como si fuera un gobierno "tecnocrático", al estilo italiano o griego, pues ha sido elegido por los ciudadanos.

Respetará las movilizaciones sindicales

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado el "respeto" del Ejecutivo a las intenciones de CC.OO. y UGT de seguir movilizándose, pero ha insistido en que "el fin" del Gobierno es crear empleo y que por eso se ha aprobado la reforma laboral.

"Yo respeto el derecho de cada cual, en este caso de las organizaciones sindicales a defender lo que consideren oportuno con los métodos que consideren oportunos. Luego cada cual tiene que dar explicación de los resultados de esos instrumentos y de los elementos que pone a disposición de la ciudadanía para conseguir un fin", ha respondido Sáenz de Santamaría al ser preguntada por la advertencia sindical de que si no rectifican la reforma, el conflicto social se acrecentará.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha recordado que la reforma laboral se está tramitando como proyecto de ley, por lo que ha invitado a los Grupos Parlamentarios a hacer aportaciones para poder llegar a acuerdos.

"Es momento de aportar, de construir, y yo invito al resto de partidos a que ayuden a construir. Pero el Gobierno, la manera que tiene de construir es hacer reformas", ha insistido Sáenz de Santamaría, que ha añadido que el Ejecutivo está dispuesto a dialogar y acordar "lo que sea necesario" porque sólo tiene un objetivo en mente: "sacar a este país de la crisis".

En relación con los incidentes registrados en Barcelona el día de la huelga general, Sáenz de Santamaría ha condenado a quienes pretenden ejercer tanto el derecho a la huelga como el derecho al trabajo actuando con violencia, pero ha precisado que ese no fue el comportamiento generalizado este jueves y que la jornada se desarrolló de manera pacífica.

Tras agradecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su actuación en la huelga, la vicepresidenta ha dejado claro que las imágenes que se han difundido sobre los disturbios de Barcelona no representan a la sociedad española. "No es la manera en la que ejercemos nuestros derechos en España", ha enfatizado.

La patronal

Entretanto, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha reconocido este viernes que en la jornada de este jueves se vio que "hay una cantidad de gente importante" que no está de acuerdo con "según qué cosas" incluidas en la reforma laboral y ha añadido que tampoco los empresario están del todo conformes con ella.

"No es la reforma que hubiésemos hecho nosotros", ha precisado el líder de la CEOE, que ha insistido en que las reglas de juegos de la economía española "tienen que cambiar porque el mundo ha cambiado radicalmente". "No podemos quedarnos anclados con reglas de juego del siglo pasado e incluso de hace dos siglos", ha agregado.

Rosell, en declaraciones a la SER recogidas por Europa Press, ha recordado que el Gobierno del PP ha sido elegido democráticamente y que es él quien gobierna España. "El Gobierno ha marcado una hoja de ruta y debemos seguir esa hoja de ruta. Lo que debemos hacer los demás es intentar influir en esa hoja de ruta de la mejor manera posible y con el mayor consenso posible", ha añadido.

Además, el dirigente empresarial ha subrayado que, una vez acabada la huelga, que se desarrolló con "relativa tranquilidad", toca afrontar de nuevo la situación de la economía española y trabajar para intentar llegar al mayor número de acuerdos posible, "pero sabiendo que quién gobierna es el Gobierno".

Finalmente, el presidente de los empresarios madrileños (CEIM) y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha considerado este viernes que en el día después de la huelga general, trabajadores y empresas deben "intentar arreglar el país" y dejarse de más huelgas.

"La huelga de ayer (por el jueves) no fue un éxito en absoluto, fue una huelga no general. Hubo paros generalizados, pero no una huelga como se pretendía", ha sostenido Fernández tras asistir a un Desayuno Informativo en Foro Nueva Economía.

Etiquetas