Despliega el menú
Voleibol

CV Teruel cae en casa frente al Ibiza, pero conserva el liderato

Los locales se vieron superados por el tercer clasificado y suman dos derrotas consecutivas.

El turolense Thomas Ereu remata un tanto en la red frente a la oposición del bloqueo ibicenco.
El turolense Thomas Ereu remata un tanto en la red frente a la oposición del bloqueo ibicenco.
J. Escriche

El CV Teruel cayó en Los Planos este sábado frente al Ushuaïa Ibiza, tercer clasificado, por un claro 1-3, aunque conserva el liderato. Su inmediato perseguidor, el Unicaja Almería, también perdió frente al Urbia Voley Palma. Los turolenses encadenan dos derrotas consecutivas tras peder la final de la Copa ante el Unicaja, lo que hizo encender las luces de alarma al entrenador naranja, Miguel Rivera, que reconoció que "el equipo no está bien".

En el primer set, el Ushuaïa Ibiza ya advirtió de que iba ser un rival correoso y tomó en el inicio la delantera en el marcador. Los turolenses reaccionaron impulsados por la eficacia anotadora de Andrés Villena, lo que les permitió igualar el parcial y llegar vivos a un final muy disputado. La manga, que se quedó en casa, se alargó hasta un infrecuente tanteo final 35-33.

El segundo asalto empezó también con el cuadro visitante tomando la delantera en el marcador pero, a diferencia del primer set, no dejó la iniciativa hasta el 21-25 final. Miguel Rivera pidió un tiempo muerto para intentar revertir la dinámica de la manga, sin conseguirlo. El panorama se repitió en el tercer set. Los baleares se mostraban muy enchufados y peleaban por cada balón, frente a la impotencia local, sobre todo en el tramo final del set. Rivera sustituyó a un Balsa Radunovic desacertado por Víctor Rodríguez, sin poder evitar la derrota por un ajustado 23-25 final.

El cuarto set empezó con un acelerón visitante que puso el marcador 2-6. Rivera pidió tiempo muerto y la distancia del marcador se acortó hasta el empate 18-18. Los naranjas pelearon por el parcial y forzaron el alargamiento de la manga hasta el 26-28 final, que sentenció el asalto y el partido.

Miguel Rivera reconoció que el rival –dirigido por el veterano Piero Molducci– supo estar más acertado en los finales de set y también en el saque, una faceta en la que los turolenses estuvieron particularmente fallones. El preparador turolense admitió que el equipo atraviesa un bache y, para salir, apeló a la reflexión y a ponerse "el mono de trabajo, la única receta para remontar". Rivera prescindió de Pedro Rangel, el colocador titular, tras resentirse de la lesión en un pie tras disputar la final de la Copa la semana pasada.

Etiquetas
Comentarios