Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Gabi Fernández: "No tenemos nada que perder"

Gabi aboga por jugar ante el Madrid un partido desinhibido, asumiendo que, para ganar, el Zaragoza necesita un mal día de los merengues. El capitán pide implicación y actitud en el equipo ante una posible derrota.

Gabi dialoga con Aguirre en presencia de Jorge López, Ponzio, Edmilson, Ander Herrera y Bertolo.
Gabi Fernández: "No tenemos nada que perder"
OLIVER DUCH

Gabi Fernández dejó ayer claro que la plantilla zaragocista asume su inferioridad en casi todos los parámetros de medida futbolística respecto del actual equipo del Real Madrid. "La clave para superarles es que ellos no tengan su día. Y luego, nosotros tenemos que hacer un partido perfecto para ganarlo. Estar muy acertados arriba y, las oportunidades que tengamos, meterlas adentro. También necesitamos algo de suerte. No nos vendría mal tenerla algún día", comenzó admitiendo el capitán con rotunda sinceridad.

No debe extrañar que desde el punto de vista del colista de la Liga, que no ha sido capaz de ganar más que un partido de 14, se vea con natural escepticismo la visita de uno de los dos grandes transatlánticos del campeonato. Sin embargo, Gabi no quema las naves a priori. De entre el temor y la asunción inevitable del papel de víctimas, surgen asideros y obligaciones que el jugador del Real Zaragoza traslada al resto de la plantilla. "Está claro que el Madrid no es el Barcelona ni el Villarreal, dos equipos a los que resulta difícil quitarles el balón. El Madrid se basa en individualidades y en un juego muy directo. Por eso creo que vamos a tener más opciones que los días en los que jugamos frente al Barça y el Villarreal", apuntó con aires de esperanza.

Y, sobre todo, quiso llamar a sus colegas de vestuario para que tengan en cuenta el respeto que deben a los seguidores blanquillos."No tenemos nada que perder. Ellos están luchando por todos los títulos y nosotros abajo del todo. Lo que sí debemos es dar señales de que queremos competir. Nuestra afición se merece una alegría, están cansados de dar mucho y recibir poco. Pase lo que pase, estamos obligados a mostrar una buena actitud", remarcó el madrileño.

Si la primera premisa que ha de darse para que el Zaragoza pueda tumbar mañana todos los pronósticos es que el Madrid no tenga su día, Gabi manifestó sus dudas respecto de que ese bajón en el rendimiento de los merengues se dé precisamente en La Romareda: "Vamos a enfrentarnos a un rival que está en un momento muy bueno de forma y que ha encontrado la manera de ser muy sólido atrás para no encajar goles".

En relación a lo que el equipo zaragocista, por propia iniciativa, debe desarrollar sobre el césped desde el pitido inicial, a expensas de lo que el Madrid aporte enfrente, Gabi también dejó su mensaje: "Sobre todo, debemos aportar al partido mucho trabajo. No dejar que sus jugadores clave, los que marcan diferencias, jueguen a gusto. Hay que intentar estar tranquilos con el balón en los pies y enlazar mejor las jugadas cerca del gol. Y sobre todo intentar mantener la portería a cero el mayor tiempo posible. Ya sabemos que nos cuesta mucho jugar con el marcador en contra", reseñó.

En cualquier otra circunstancia, este partido hubiera sido una fiesta, un duelo estimulante para el equipo. Un día extraordinario, con el graderío a reventar y un ambiente de gala. Sin embargo, en el estado de hundimiento general que se sufre en el Real Zaragoza desde hace meses, el duelo aparece en el horizonte como un posible suplicio. Sin llegar a reconocerlo abiertamente, Gabi así lo dejó entrever. "Jugar contra el Real Madrid, que es uno de los mejores equipos del mundo, quizá el mejor, siempre es especial para todos. Pero, para nosotros, a partir de ahora, todos los partidos van a ser especiales por lo que hay en juego", dijo.

Etiquetas