Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI BAM ARAGÓN

Reyes de Aragón

El CAI vuelve a tomar el estandarte deportivo de nuestra Comunidad. Referencia de la cada vez más competitiva Liga Asobal, también intentará asaltar la Copa EHF.

Parece bastante improbable que el periodo de desaceleración económica que sufre España no se traslade a su balonmano. La Liga Asobal también se sujeta con soportes publicitarios, combustible de los clubes. El CAI Aragón se ha avituallado convenientemente para la crisis. Cuenta con una sólida estructura, con una solvente economía para afrontar este duro periodo que se avecina. Sin duda, mantienen la corona de referencia deportiva de Aragón.

Hoy arranca la Asobal. Ya conocemos los fichajes, las plantillas. En el invierno aparecerán los resultados significativos. Y quizás también las quiebras de demasiados equipos incapaces de soportar la recesión que se avecina, que ya está aquí. Afortunadamente, este no es el caso del CAI Aragón, un club que a fecha de hoy ya ha asegurado los ingresos para sacar adelante su cuarta temporada en la elite.

Si en el apartado económico las cuentas salen, en el deportivo quedan por resolver algunas ecuaciones. La situación sigue siendo favorable, casi impensable hace unos años cuando Zaragoza deambulaba por el sótano del balonmano español. Las dudas las ha generado una pretemporada repleta de lesiones en el CAI Aragón. Dos jugadores fundamentales en su estructura, Prendes y Sorrentino, no están en condiciones de iniciar el curso. Su ausencia se ha acusado en los resultados de la pretemporada.

Cabe considerar también el nivel de exigencia al que ha acostumbrado el CAI Aragón a su afición. Ricardo Arregui adoptó una ambiciosa política que llevó al club desde la División de Honor B hasta una final continental. Arregui se ha ido y ha llegado Domingo Aguerri. Permanece el cerebro deportivo, Óscar Mainer, y el núcleo central de una plantilla que ha coleccionado demasiados éxitos en muy poco tiempo. La exigencia, por tanto, se intuye la misma: la máxima.

Mariano, en la memoria

Respecto al pasado curso, el técnico Veroljub Kosovac cuenta con el mismo plantel. La baja más significativa la situamos en el alma. Su ubicación no cabe situarla solo en el lateral zurdo. Mariano era mucho más. Desde ya ayudará a Kosovac en la dirección del grupo. También se marchó a Valladolid Marko Krivokapic, un jugador que no cuajó en Zaragoza. La salida de Krivokapic y la abdicación de Ortega elevan a Alfredo Sorrentino y a Ivan Stankovic a nuevos referentes en ataque. Si acaban de explotar, si confirman todo lo bueno que apuntan, el CAI Aragón mantendrá su rango en la Asobal e incluso superará la sexta plaza de la pasada campaña, solo superado por Ciudad Real, Barça, Portland, Ademar León y BM Valladolid. Y en la EHF volverá a aspirar a todo.

Hay cierta incertidumbre en la portería. Quizá también falte un central puro, una cabeza fría, una batuta serena, un Von Karajan en condiciones. Porque, desde luego, por falta de buenos músicos no será. Los hay en cantidad y calidad. Y distintos. Deliciosos clarinetes (Cartón, Zaky, Borges), dulces violines (Doder, Víctor, Amadeo), rotundos timbales (Prendes, Vatne), y hasta un hombre orquesta, Robert Arrhenius, el jugador total. Prohibido perderse este concierto.

Etiquetas