Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Kalinic, Canella y José Enrique, a tiro

Nikola Kalinic, el delantero centro de 21 años del Hajduk de Split croata, sigue siendo la principal aspiración del Real Zaragoza para cubrir el puesto de ariete en el retorno a Primera División. Después de 24 horas de tregua en las negociaciones con el equipo adriático y una vez finiquitadas las operaciones de envergadura que eran prioritarias (Matuzalem, Carrizo, Abel Aguilar), los dirigentes zaragocistas van a volver a retomar hoy el negocio con el Hajduk. Se trata de encontrar un método de pago, en lo referente al dinero en efectivo a entregar de entrada y a los pagos aplazados ha ejecutar en el futuro, que convenga a ambas partes.

En el Zaragoza, que cuenta con el sí del Hajduk a los 6 millones de euros que ofreció hace tres días por el pase del goleador, preocupa la supuesta intromisión del Portsmouth inglés que, según dicen en Split, podría ofrecer hasta 8 millones. Kalinic no ha sido convocado para jugar hoy el primer partido de la liga croata ante el Osijek, aunque sí ha sido inscrito para la UEFA.

El lateral zurdo, en marcha

Roberto Canella, joven zaguero del Sporting de Gijón (21 años) y José Enrique Sánchez (23 años), jugador valenciano del Newcastle inglés, son las primeras opciones que baraja el área deportiva zaragocista para reforzar el lateral izquierdo de la defensa en las próximas fechas. Canella, asturiano y representado por el mismo agente que Marcelino (Eugenio Botas), es quien más gusta al técnico, pero su alto precio de salida -unos 6 millones de euros- han hecho derivar la búsqueda hacia otras alternativas. Ahí aparece José Enrique, en su día internacional sub 21 -como ahora lo es Canella- que, tras el descenso de Newcastle a Segunda, puede tener un precio más asequible a las arcas zaragocistas. Aunque su ficha es elevada (algo menos de 2 millones), el jugador ya ha manifestado su deseo de regresar a la Liga incluso perdiendo dinero. Marcelino está insistiendo de forma cada vez mayor para que Canella, la opción más complicada, pueda acabar cuajando.

Etiquetas