Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Jarosik se mira al espejo

El checo admite que en Cornellá jugó el peor partido desde que llegó al Real Zaragoza

Jiri Jarosik, en un ensayo en la Ciudad Deportiva.
Jarosik se mira al espejo
T. GALáN/APG

Jiri Jarosik, el veterano defensa central del Real Zaragoza, lleva 48 horas de introspección al regreso de Barcelona. El checo, un día más (lleva varios en lo que va de Liga), fue uno de los señalados dentro del desastre general del equipo ante el Espanyol por sus errores individuales en el eje de la zaga. "El partido del domingo, particularmente, es el peor que he jugado desde que llegué al Zaragoza", admitió ayer sin rubor el espigado futbolista en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva. Tal y como pidió Lafita nada más acabar el encuentro de Cornellá, es tiempo de autocrítica en la caseta blanquilla.

"Como equipo, el juego que hicimos fue muy malo. Y no entiendo las causas. No sé cómo reaccionamos así después de cinco días de entrenamientos específicos para preparar un partido tan difícil como era ese. No tengo explicación", abundó Jarosik.

Al defensor eslavo se le pidió algún detalle más que pueda explicar mínimamente tamaño fiasco colectivo ante los españolistas. Y lo dio: "Quizá, después de ganar a la Real Sociedad el partido anterior, llegamos a pensar que las cosas nos iban a resultar más fáciles a partir de ese momento. Lo ocurrido con el Espanyol nos demuestra que no nos podemos confiar tras un buen resultado", esgrimió.

Jarosik, siempre moderado en sus palabras -se expresa en inglés, que no es su idioma materno, y lo hace con suma cautela-, quiso apuntar ya hacia el futuro e intentar que todo el mundo, en la medida en que sea posible, intente echar cal viva sobre lo acontecido en Barcelona hace tres días. "Lo del Espanyol hay que olvidarlo cuanto antes y empezar a pensar en positivo. Hay que intentarlo. Estamos ante un fin de semana muy importante, con un partido ante el Levante vital para el equipo. Además, inmediatamente después, volveremos a jugar otra vez en casa contra el Deportivo. Salir de abajo va a costar mucho esfuerzo y habrá que hacerlo escalón a escalón. No podemos fallar para no perder de vista en ningún momento a los que nos preceden en la clasificación", dijo Jarosik a modo de ruego.

El central checo no quiso abordar el amago de divorcio que el equipo pudo advertir en Cornellá-El Prat con los aficionados zaragocistas que allí viajaron (les gritaron el lema 'jugadores, mercenarios'). "Yo no escuché los insultos por parte de los seguidores que estuvieron en Barcelona. En cualquier caso, lo que tenemos que hacer es intentar ganar el próximo partido y seguro que la gente se queda más conformada. Es evidente que, tras lo hecho allí, estamos obligados a mejorar nuestra imagen", respondió a este espinoso asunto.

Y, por último, Jiri Jarosik, sabedor de que su nombre ha sonado en diversos mercados como una posible salida a otro club en el vigente mercado invernal de fichajes, sorprendió al hablar de su situación en la plantilla pensando en el futuro inmediato del Real Zaragoza. "Tengo contrato hasta final de temporada y yo deseo quedarme aquí. Son tiempos difíciles y quiero participar en la salvación del equipo. A partir de ahí, habrá que esperar. Ha habido pequeñas conversaciones para valorar mi futuro, y yo he dicho que no quiero jugar en Segunda División el año que viene. Si tuvieramos 10 puntos más, quizá habríamos hablado de otro modo. Pero por ahora, hay que esperar", espetó sin rodeos.

Etiquetas