SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

El audio del VAR en el penalti anulado en el SD Huesca-Oviedo: la clave es el ‘play the ball’

El videoarbitraje advirtió al colegiado de que el defensa Oier Luengo tocó la pelota con el brazo de manera involuntaria.

Momento en que Luengo toca el balón con el brazo dentro del área.
Momento en que Luengo toca el balón con el brazo dentro del área.
La Liga

Hubo mano del defensa Luengo dentro del área, pero la acción no puede juzgarse como voluntaria y, por tanto, se rearbitró el penalti que se había señalado en un primer momento a favor de la SD Huesca en la derrota del sábado con el Real Oviedo (0-2). La Liga Hypermotion y la Federación Española de Fútbol han publicado en sus respectivos perfiles de la red social ‘X’ el audio de la conversación entre el colegiado canario del SD Huesca-Real Oviedo, Raúl Martín González Francés, y la sala VOR encabezada por el vasco Aitor Gorostegui Fernández. La clave se encuentra en la norma conocida como ‘play the ball’.

La jugada nació en un poderoso saque de banda de Ignasi Vilarrasa, que cuelga el balón al área ovetense. En la pugna aérea, Oier Luengo salta para imponerse a Jorge Pulido y, en el despeje, toca el balón con la cabeza y este impacta después en su brazo izquierdo, que tiene levantado a la altura del hombro. González Francés señaló el penalti inmediatamente y es entonces cuando interviene el videoarbitraje: “Raúl, te recomiendo una revisión para que valores una cancelación del penalti que has pitado”, le indica Gorostegui Fernández.

El árbitro del Comité de Las Palmas atendió el consejo y se dirigió al monitor situado entre los banquillos mientras escuchaba el razonamiento del VAR: “En nuestra opinión, el jugador primero juega el balón con la cabeza y después le impacta con el brazo. ¿De acuerdo? Tengo dos cámaras y tú lo valoras”. González Francés no lo tuvo claro con la primera toma: “Ahí yo no veo que le toque la cabeza. Dame una que se vea la cabeza”. Desde otro ángulo, y tras verlo en dos ocasiones, toma la decisión: “Vale. Cabeza primero. Voy a anular el penalti, ¿vale? Porque hay un play the ball”, sentencia antes de pedir una tercera repetición para cerciorarse.

Corría el minuto 75 y el Real Oviedo se estaba imponiendo en ese momento por 0-1, con lo que eel partido podría haber cambiado su signo. La clave se halla en al citada doctrina del ‘play the ball’. Según la norma, si un futbolista juega la pelota de manera activa, ya sea con el pie o con la cabeza, y accidentalmente su remate golpea en su brazo, con independencia de la posición de este, esa mano no será sancionable. Para que esto se produzca el futbolista debe golpear de lleno la pelota (no rozarla) y hacerlo de manera activa (no un rebote).

La teoría puede estar más o menos clara, pero esta misma temporada se han producido situaciones similares con el resultado de penalti. Sucedió, por ejemplo, con una mano de Pablo Insua en el Mirandés-Sporting de Gijón jugado el pasado 7 de abril. La pena máxima se pitó y, con todo, los asturianos ganaron por 1-3. En todo caso, se trata de la segunda acción polémica en las áreas en un partido en El Alcoraz; en el derbi aragonés, la rigurosa falta de Javi Martínez a Maiker Mesa, marcada en un primer momento fuera del área y corregida la posición a dentro por el VAR, también levantó polvareda.

¿Y ahora qué? La SD Huesca esquivará esta semana los puestos de descenso por la derrota del Alcorcón en Cartagena (1-0) y tiene por delante cuatro partidos para escapar de la quema ante Elche, Racing de Santander, Cartagena y Levante. El capitán, Jorge Pulido, afirmó tras el partido que “llevamos toda la temporada situación complicada, remando. Tenemos que seguir estando juntos, no hay otra, sabemos cómo es la Segunda. Tenemos cuatro partidos por delante, y es muy importante dejar al Huesca en el fútbol profesional. Hay que ponerse el mono de trabajo y darle duro. El vestuario está dolido, y no queda otra que levantarse y currar”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión