SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Los nuevos retos para una SD Huesca sin director deportivo ni entrenador

El club ya trabaja en el relevo de Rubén García, cuya primera misión será encontrar al nuevo técnico para dar forma al proyecto 2022-23.

El director general de la SD Huesca, Josete Ortas, y su consejero delegado, Manolo Torres. foto pablo segura 9 - 11 - 21
El director general de la SD Huesca, Josete Ortas, y el presidente, Manolo Torres.
Pablo Segura

La decisión de prescindir del director deportivo de la SD Huesca, Rubén García, tomada por el consejo de administración da un giro total a la planificación del curso que viene, que el talaverano había iniciado ya con contactos con posibles técnicos y avances en la contratación de nuevos futbolistas. A una semana y media de que concluya la temporada, con dos partidos intrascendentes por delante contra Real Sociedad B y Valladolid, la entidad carece de dos de las patas principales sobre las que se sustenta todo el proyecto y, por ello, el objetivo es contar con ambas con la mayor celeridad posible. A la vez, con la reflexión suficiente como para acertar en la toma de medidas.

Los plazos para encontrar un nuevo entrenador, cuyo objetivo temporal se había fijado en las próximas semanas, a poder ser antes del mes de junio, se van a mantener en la medida de lo posible pese a que la salida de Rubén haga que se caiga alguno de los candidatos por el camino y surjan nuevos nombres. Así, el aterrizaje del nuevo director deportivo es el primer e inexcusable paso antes de dar un nuevo enfoque a la temporada 2022-23. En su mano estará la decisión de aprovechar el trabajo ya avanzado por su predecesor o bien hacer tabula rasa a partir de su propio criterio y del enfoque que, de la mano con el consejo de administración, se le quiera dar al inminente curso.

En el club se considera que este relevo no es óbice para que el próximo entrenador sea uno de los que ya figuran en la lista de preferencias que manejaba Rubén García y que también era del agrado de los rectores de la entidad. El perfil pretendido sigue siendo el ya sabido: experiencia en la categoría de plata, en contraste con las situaciones de Nacho Ambriz y Xisco Muñoz, y un método de trabajo que entronque con las posibilidades y objetivos de un club que persigue su consolidación en el fútbol profesional. Como señaló el lunes el nuevo presidente, Manolo Torres, un proyecto que pueda aspirar al inicio del curso al salto de categoría sin que esta pretensión se convierta en una losa.

A falta de que se conozca la cifra exacta, la SD Huesca ya se maneja con la previsión de que el techo salarial será sensiblemente inferior al de este curso, que acabó por encima de los 19 millones de euros con la aportación del 15% del fondo CVC. Rubén García dejó encauzada la incorporación del extremo diestro camerunés Patrick Soko, que termina contrato con el Racing de Santander y ha sido uno de los principales artífices del regreso del equipo cántabro a la Segunda División. También se han establecido conversaciones del Gorka Guruzeta, delantero del Amorebieta, a la espera de que el Athletic no ejecute la opción preferencial que tiene sobre un futbolista que presenta el aval de los 13 goles que ha anotado esta campaña en la categoría de plata.

De entre los jugadores que terminan contrato el 30 de junio, la única decisión en manos del club atañe al futuro de Pedro Mosquera, pues ni Jaime Seoane ni Mikel Rico continuarán la temporada que viene. El centrocampista gallego ha mostrado su predisposición a seguir, pero también habrá que atender al criterio del nuevo entrenador. De entre los cedidos, se pretende una fórmula para que Ignasi Miquel se queda vinculado a la entidad de acuerdo con el Getafe y con otro frente abierto en la figura del delantero Sandro Ramírez, con contrato en vigor hasta 2024 y un curso en el que ha gozado de relativa relevancia en los planes del entrenador azulón, Quique Sánchez Flores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión