SD Huesca
Suscríbete por 1€

Kevin Carlos, canterano de la SD Huesca, salva a dos niños de morir en un canal

El jugador y una amiga rescataron a los dos menores, de 12 y 14 años, que se cayeron por una imprudencia y que presentaban síntomas de hipotermia después de estar 45 minutos tratando de salir del agua sin éxito.

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Santos (padre de uno de los menores), Carlos Kevin, Miguel (uno de los menores rescatados), Dana López y Mikel (el otro menor auxiliado)..
De izquierda a derecha, Miguel Ángel Santos (padre de uno de los menores), Kevin Carlos, Miguel (uno de los menores rescatados), Dana López y Mikel (el otro menor auxiliado)..
M. A. S.

Kevin Carlos, canterano y jugador del filial de la SD Huesca (aunque ya ha debutado con el primer equipo en Liga y Copa), y una amiga, Dana López, se vistieron de ángeles de la guarda de Miguel, de 12 años, y de su primo Mikel, de 14. Ambos estuvieron a punto de morir al caer por una imprudencia al canal del Cinca, a pocos kilómetros de Huesca, pero finalmente les salvaron la vida después de estar 45 minutos tratando sin éxito de salir del agua, lo que les provocó una severa hipotermia

La familia de Miguel reside en Madrid, pero estaban de vacaciones de Semana Santa en la casa familiar de Buñales, un núcleo pedáneo de la capital, como explica su padre, Miguel Ángel Santos. Era Viernes Santo y salió con su primo a dar una vuelta en bicicleta por los caminos del entorno. "Por una imprudencia, se bajó de la bici para intentar tocar el agua de un canal y se cayó. Su primo intentó ayudarle a salir pero también resbaló y cayó. Eran las ocho y media de tarde, estaba medio anocheciendo y aunque empezaron a gritar, no les oía nada", relata. El canal tenía varios metros de profundidad por lo que no hacían pie.

Pero la fortuna quiso que aquella tarde Kevin Carlos y su amiga Dana se fueran en coche a buscar un lugar con un paisaje de campo para hacerse unas fotos para las redes sociales. Al salir de Huesca, tomaron la carretera de Grañén y luego un desvío a la izquierda que les llevó al mismo canal del Cinca. Después de conducir un rato, vieron un cartel indicando que estaba prohibido el paso a toda persona sin autorización y decidieron darse la vuelta

"A la ida ya habíamos visto unas bicis en la carretera y nos pareció raro. Pero al verlas de nuevo a la vuelta nos extrañó más porque habían pasado unos diez minutos y seguían allí. Entonces, le pregunté a mi amiga dónde estarían los niños porque eran bicis pequeñas y no había nada alrededor, solo campo a un lado y el canal al otro", recuerda el jugador. 

Iban con la música alta en el coche y la bajaron. Además, llevaban las ventanillas bajadas y entonces oyeron unas voces. "Vimos a lo lejos a dos niños y al principio pensábamos que estaban nadando, pero luego ya oímos que estaban gritando 'socorro' y nos acercamos rápidamente. No podían escalar ni había unas escaleras cerca. Además, si no se pegaban a la pared, se los podía llevar la corriente", afirma. 

Al llegar junto a los menores, Kevin Carlos sacó una cuerda que llevaba en el coche y se la lanzó. Los dos niños se agarraron a ella y él tiró con fuerza para sacarlos. Mientras, su amiga avisó a los servicios de emergencia y a la madre de uno de los menores que le dio el teléfono para mandarles la ubicación por GPS. "Estaban helados de frío y como tenía ropa en el maletero, les di. Y cuando se quitaron la suya, tenían el cuerpo morado de la hipotermia", señala. Sus padres y otros vecinos de Buñales se movilizaron de inmediato y llegaron enseguida llevándose a los dos niños, tiritando, a sus casas para que se dieran un baño y entraran rápidamente en calor. Afortunadamente no hizo falta atenderles en un centro hospitalario.

Carlos Kevin, habitual en las convocatorias del Huesca, fue uno de los cuatro canteranos que entrenó este domingo con el equipo.
Kevin Carlos ha sido habitual en las convocatorias de la SD Huesca esta temporada.
SD Huesca

Han pasado ya varias semanas, pero Miguel Ángel Santos no ha querido que esta historia pasara desapercibida. "Cuando nos llamaron para avisarnos de lo que estaba pasando en el canal fue el peor momento de mi vida. Para nosotros, Kevin Carlos y Dana son dos ángeles de la guarda. Fue un milagro porque si no llegan a pasar con el coche, media hora después hubiera habido una tragedia seguro por el frío que estaban pasando. Mi hijo pensó que no salían de allí", reconoce.  

El cantero de la SD Huesca admite estar "muy contento" de haber podido salvar dos vidas aunque también reconoce que fueron unos momentos dramáticos. "Cuando los vi abajo en el canal pensaba que no podía ser real, tenía el corazón a mil y se me puso la piel de gallina", afirma. Y coincide con el temor del padre y se pregunta: "Si no hubiéramos aparecido, ¿qué les podría haber pasado hasta que alguien los encontrara?". 

Al día siguiente, la madre de Miguel llamó a Kevin Carlos para quedar y darle las gracias en persona pero les dijeron que estaba jugando un partido. Entonces descubrieron que era futbolista del filial de la SD Huesca. La fortuna le siguió sonriendo ya que aquel día marcó un doblete contra el CD Teruel. Así que tuvieron que esperar al domingo para verse, justo antes del derbi contra el Real Zaragoza. "Guardaremos esa foto de recuerdo para siempre y lo que necesiten de nosotros lo tendrán toda la vida porque fue un milagro, estaremos eternamente agradecidos con ellos", reitera Miguel Ángel Santos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión