SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

La SD Huesca mantiene la ambición en el tramo final de la temporada

Poveda, sin desdeñar la dificultad, señaló este martes que el equipo quiere "mirar para arriba" y luchar por el ‘play off' "mientras los números lo permitan".

La SD Huesca volvió a los entrenamientos este martes tras la victoria del viernes sobre el Burgos.
La SD Huesca volvió a los entrenamientos este martes tras la victoria del viernes sobre el Burgos.
Heraldo.es

Son diez puntos a remontar cuando faltan diez jornadas, nunca nadie ha conseguido salvar una distancia como esa para entrar en el ‘play off’ de ascenso, pero aún así la plantilla de la SD Huesca no arroja la toalla. Lo apuntó ya Ratiu tras la victoria del viernes ante el Burgos (1-0) indicando que "en dos partidos podemos estar ahí" y lo ratificó este martes Darío Poveda en la vuelta al trabajo del equipo tras tres días libres que han servido para “descansar la mente”. "Es difícil, pero mientras los números den hay que luchar", afirmó el delantero que considera que "hay que ser ambiciosos y optimistas" y que anunció que el vestuario azulgrana quiere "mirar para arriba".

Parte importante de esta mirada positiva la ha generado el último triunfo, del que salieron "reforzados para afrontar lo que resta de temporada" y que era "necesario" después de "unos partidos que no habían sido buenos". Ahora, su receta para avanzar en la clasificación es "ser fuertes en casa y puntuar fuera".

También conseguir el domingo en el campo del Málaga (18.15) la ansiada segunda victoria consecutiva, algo que no se logra desde la segunda jornada y que "nos daría fuerza y confianza para creer que el equipo puede hacer grandes cosas". "Al final nunca se sabe, igual que se puede estar cuatro o cinco jornadas sin ganar, pueden llegar diez que sí", se mostró esperanzado.

Para poder hacer lo que propugna el ariete habría que ser "constantes". Además aboga por trasladar la fortaleza adquirida en El Alcoraz, donde el Huesca acumula diez de doce puntos posibles en sus últimas cuatro actuaciones dejando además su portería a cero, a los desplazamientos, en los que por contra ha perdido la fiabilidad que venía mostrando. "Debemos sumar de tres en tres desde ya", zanjó el asunto.

En el plano personal, el ariete cedido por el Getafe en el mercado de invierno y que se ha hecho con la titularidad, aunque marcó de forma consecutiva tanto en el 4-0 al Mirandés, de penalti, como en el duelo siguiente, el del 3-3 con el Oviedo, arrastra ahora cinco jornadas sin ver puerta. "Son rachas, estoy tranquilo y seguro de que los diez últimos partidos van a ser muy buenos", expuso agradeciendo también la confianza del entrenador incluso cuando ha arrastrado molestias.

En cuanto a la variación de sistema que ha experimentado el Huesca, Poveda entiende que, por encima del esquema o de la posición, lo importante es "que cada uno sepa, su rol y lo que tiene que hacer dentro del campo". Él se está sintiendo "cómodo" porque el equipo "está llegando al área y sacando centros".

Con Pulido en el gimnasio

En el Pirámide, la plantilla completó una sesión que arrancó con ejercicios físicos y en la que, además de Ratiu, concentrado con la selección absoluta de Rumanía, y Nwakali, que sigue apartado, no participó Jorge Pulido. El capitán, con problemas en el sóleo y el gemelo, se limitó a trabajar en el gimnasio. Ya se perdió el triunfo sobre el Burgos y su concurso el domingo en Málaga resulta dudoso a la espera de cómo evolucione en los próximos días. A este respecto, el equipo tiene por delante aún cuatro sesiones más. La del viernes, a puerta cerrada, apunta a ser el ensayo general.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión