SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca se deja en casa el objetivo de jugar por el ascenso

Los azulgranas han perdido 22 puntos en los 12 partidos jugados en El Alcoraz. Tras las dos victorias iniciales han acumulado un triunfo más, cinco empates y cuatro derrotas.

Los futbolistas de la SD Huesca se despiden de los aficionados tras la derrota liguera con el Girona.
Los futbolistas se despiden de los aficionados tras la derrota liguera con el Girona.
Javier Navarro

La épica de El Alcoraz y la mística entre el equipo y los aficionados explican muchas de las grandes gestas de los últimos años en la SD Huesca. El estadio azulgrana ha sido refugio y fortaleza para alcanzar cotas antes impensadas. Esta temporada, sin embargo, el embrujo se ha desdibujado y el equipo oscense está dejando escapar en su casa muchas de las opciones para terminar disputando el ‘play off’ de ascenso. La derrota del pasado domingo ante el Girona (0-1) remarcó la tendencia del resto del curso, en el que se han sumado 14 de los 36 puntos en juego. Dicho de otro modo, han volado 22 puntos donde antes se escapaban muy pocos, y todavía con nueve compromisos como local hasta el final del curso.

Los números señalan este rendimiento declinante en El Alcoraz. Las temporadas se suelen definir en los estadios propios y esta ley se cumple de manera precisa con el Huesca, 14º en la clasificación general y 15º si se toman solo los puntos logrados como anfitriones. Nadie podía preverlo cuando se comenzó con los dos triunfos consecutivos ante Eibar y Cartagena, pero desde entonces los azulgranas solo han ganado un partido de diez jugados en El Alcoraz, el 3-2 ante el Real Valladolid del pasado 3 de diciembre.

En las otras nueve citas se han registrado cinco empates, cuatro de ellos a cero ante Fuenlabrada, Málaga, Ibiza y Alcorcón y el 1-1 con el Amorebieta, y las derrotas ante Real Oviedo (1-2), Tenerife (1-2), Leganés (0-2) y Girona (0-1). Como lamentó Ferreiro en la comparecencia del pasado martes, al Huesca le urge revertir la sensación de que cualquier rival tiene posibilidades de llevarse los tres puntos. Los hoy entrenados por Xisco Muñoz y antes por Nacho Ambriz no han visto puerta en seis de estos 12 compromisos.

Los 22 puntos que el Huesca ha dejado de acumular en El Alcoraz no resisten la comparación con los pasados ejercicios en la categoría de plata. En los dos ascensos, los aragoneses dejaron de sumar menos puntos en total que en la temporada en curso. En la 19-20, cuando también se conquistó el título de la categoría de plata, el Huesca acumuló en casa 48 puntos, por lo que solo perdió 13 en esas 21 jornadas. Un registro similar se dio en la 17-18 con Rubi : 45 puntos, con lo que solo se echaron de menos 18.

En aquellas dos ocasiones los azulgranas ascendieron de manera directa. Si se atiende a la campaña 16-17, en la que se logró la sexta plaza que ahora tanto se ansía, el cuadro oscense se hizo con 38 puntos en El Alcoraz, por lo que únicamente dejó escapar 25. Ahora, los de Xisco deberían hacer una segunda vuelta realmente meritoria como locales, casi perfecta, para acercarse a estas estadísticas.

En la equiparación entre Ambriz y el balear, con los matices que admiten la diferente entidad de los rivales o momentos de forma, Xisco ha sumado menos -seis puntos en seis encuentros por los ocho del mexicano en el mismo número de compromisos- y solo ha marcado en dos de ellos. También le penalizan los goles encajados pese a la mejoría defensiva: ha encajado en cuatro de los seis partidos y esos seis goles en contra han costado al Huesca la friolera de 12 puntos. El cuadro azulgrana volverá a vestirse con el traje de forastero este sábado en Cartagena (16.00, Movistar LaLiga) y no pierde fuera de casa desde el 24 de octubre en Burgos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión