SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Xisco, tras el empate con el Amorebieta: "Tenemos mucho margen de mejora"

El nuevo entrenador de la SD Huesca cree que "hay que trabajar y esforzarse" en situaciones en que no son "ganadores".

Partido SD Huesca-Amorebieta, jornada 13 de Segunda División, en El Alcoraz
Partido SD Huesca-Amorebieta, jornada 13 de Segunda División, en El Alcoraz
Pablo Segura

El estreno de Xisco Muñoz en el banquillo de la SD Huesca evidenció lo que el técnico también trasladó en la sala de prensa: que el equipo está lejos de lo que puede y debe ser, todavía una foto fija con los defectos que llevaron al cese de Nacho Ambriz. En el tono convencido de sí mismo y de su labor del que hace gala también subyace que Xisco conoce las causas que también llevaron al decepcionante empate con el Amorebieta (1-1).

"Tenemos un punto de inicio, creo que en la distancia se pueden ver unas cosas y en la cercanía, otras. Tenemos mucho margen de mejora y hay que empezar a trabajar y esforzarse en situaciones donde no somos ganadores», valoró un entrenador que sabe «dónde nos encontramos, y a trabajar", comenzó. Las carencias futbolísticas, anímicas y físicas que asolan a los azulgranas son las tres patas sobre las que el proyecto zozobra y Xisco está seguro de que "competiremos de la mejor manera con todo lo mejor que tengamos. Hemos mantenido las distancias correctas, y hay que mejorar en esfuerzo, sacrificio, mentalidad y juego con el balón. El tono físico, también".

Queda "seguir con las mismas ganas, estoy súper ilusionando y os prometo que vamos a trabajar muchísimo. Seguimos con buena actitud y autocrítica interior que es el primer plazo para avanzar". También se refirió a situaciones malogradas como "dos uno a uno contra el portero al final, tres contras con mala toma de decisión en el último tramo. Hay que mejorar las transiciones y muchas cosas, tenemos más capacidad de ataque del que hemos demostrado. Soy el primero con capacidad de autocrítica y humildad para encontrar las soluciones para mis chicos".

Con tres días de trabajo, Xisco Muñoz ha empezado a ver aspectos positivos y entiende como «normal» que "la gente no tenga paciencia, pero hemos iniciado una nueva forma de trabajar. Con trabajo y unión se consigue dar la vuelta a las cosas", en referencia a los silbidos durante la segunda parte y al final del duelo.

Los oscenses no paran porque el martes espera la Ponferradina en El Toralín y el viernes el Leganés de nuevo en El Alcoraz. Xisco recordó que "en Segunda todos los rivales son difíciles", y confía en que "cuanto más nos equivoquemos antes sacaremos las cosas adelante. Es momento de arrimar todos el hombro y mejoraremos, hay que seguir".

Vélez, molesto con el arbitraje

El entrenador del Amorebieta, Iñigo Vélez, se consideró merecedor de los tres puntos y estaba muy molesto con el arbitraje. "La segunda parte hemos vivido en su campo y convencidos de que podíamos ganar. Estamos contentos por el esfuerzo de los jugadores", señaló. Todavía perplejo, creía que "es la primera vez que se da un gol, se anula y se vuelve a dar. Nos han pasado cosas raras con el VAR. Lo bueno es que el equipo se levanta. Creemos que hay un penalti y en la segunda parte vamos a por ellos".

Tuvo también un diagnóstico crudo para el Huesca, que "ha cambiado al entrenador pero los 20 jugadores siguen igual. Sabemos cómo juegan y sus puntos fuertes. Esperaba los tres puntos, no engaño. Hemos metido dos goles y nos vamos con un punto", concluyó Vélez.

Los azulgranas tuvieron la baja de última hora del central Ignasi Miquel, con un golpe que le había impedido ejercitarse el viernes y que llevó a Xisco Muñoz ha convocar a Pablo Insua, que no participa en un partido oficial desde el 25 de abril y está a las puertas de reaparecer. La evolución del catalán marcará su disponibilidad para las citas de la próxima semana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión