SD Huesca
Suscríbete

Jorge Pulido renueva hasta 2023 con opción a dos temporadas más

El capitán de la SD Huesca, que ha cumplido los 150 partidos oficiales vestido de azulgrana, continuará ligado al equipo un máximo de tres años más.

Jorge Pulido celebra con Seoane el segundo gol del Huesca ante el Eibar.
Jorge Pulido celebra con Seoane el segundo gol del Huesca ante el Eibar.
Rafael Gobantes

Jorge Pulido es ya historia viva de la SD Huesca y acrecentará su leyenda durante una temporada más, hasta 2023, con opción a dos más. El club ha anunciado este martes la renovación del capitán; de esta forma habrá defendido durante hasta ocho cursos la camiseta azulgrana y trasladado su carisma y ascendencia a un vestuario del que es líder aglutinador. El pasado domingo cumplió 150 partidos oficiales, por lo que también se asoma al olimpo de futbolistas con más encuentros en la historia de la entidad. Con 30 años, en una madurez recién estrenada y empezando a conocer a su nueva pareja en el eje de la zaga, el catalán Ignasi Miquel.

La importancia del jugador nacido en Castillo de Bayuela (Toledo) en 1991 se ha trasladado también a la actual campaña, en la que ha jugado todos los minutos posibles salvo el choque de Lugo, donde causó baja tras ser expulsado la jornada anterior ante el Real Oviedo. Por la limitación de recursos en el centro de la defensa y porque se le sigue considerando desde todos los estamentos del club una piedra angular sobre la que edificar el nuevo intento de alcanzar la Primera División. Pulido y David Ferreiro son lo únicos que permanecen de la plantilla que logró el primer hito el 21 de mayo de 2018 con una victoria en el Anxo Carro de la que fue autor del segundo gol (0-2).

El desglose de las 150 apariciones de Pulido con la SD Huesca pone a las claras su relevancia en los planes de los diferentes técnicos: Rubi, Leo Franco, Francisco, Míchel Sánchez, Pacheta y, ahora, Nacho Ambriz. 83 encuentros en Segunda División, 65 en Primera y dos en la Copa del Rey componen por el momento el bagaje del capitán, que vivió un pasado verano de cierta incertidumbre por el presunto interés del Almería en hacerse con sus servicios. Una posibilidad que nunca pasó del plano teórico y que, sin embargo, propició una ola de adhesiones a su continuidad por parte de los aficionados en las redes sociales.

El manchego llegó para el curso 2017-18 procedente del Albacete y, de manera sorprendente a la luz de los acontecimientos posteriores, fue suplente en el primer partido. Se saldó con derrota por 1-0 ante el Numancia y a la semana siguiente Rubi ya contaría con el manchego por la expulsión en Soria de Carlos David y daría así paso a la pareja de zagueros del primer ascenso con el ahora zaragocista Jair Amador. La constancia es uno de sus valores, ayudado por la impermeabilidad a las lesiones graves durante estos cinco cursos. Entre Primera y Segunda solo se ha perdido 18 partidos ligueros. Ha visto 39 cartulinas amarillas y sufrido cinco exclusiones.

“Tenía claro que quería continuar aquí. Mi mujer y mi familia estamos a gusto y eso en el fútbol es difícil sentirlo. He vivido grandes momentos y espero seguir viviéndolos. Para mí era importante renovar y dar muchas alegrías a esta provincia”, destaca en una entrevista realizada a los medios del club.

Pulido ve muy de cerca los registros de dos compañeros de plantilla y, casi, de generación: Mikel Rico suma 162 encuentros; en su caso, en dos etapas separadas por casi una década. David Ferreiro, por su parte, está a dos compromisos de los 200. Los tres componen el núcleo duro y acogedor del vestuario. Pulido y Mikel Rico también han echado raíces en la ciudad a través de un negocio hostelero, el Pukkel, como el manchego las echa también en el club. De momento, hasta 2023. En el mejor de los casos, hasta 2025. Es eterno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión