Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La eficacia ofensiva de la SD Huesca se resiente sin Sandro

El delantero canario ha acumulado una ausencia de un mes y medio fuera de los terrenos de juego con el paréntesis del partido ante el Betis.

Sandro Ramírez, durante un entrenamiento con los azulgranas.
Sandro Ramírez, durante un entrenamiento con los azulgranas.
SD Huesca

Sandro Ramírez no podrá regresar al estadio donde la pasada temporada defendió los colores del Real Valladolid. Tampoco podrá marcar ante su exequipo como ya hizo en su estreno con la SD Huesca, aquel gol súbito a los 19 segundos de debutar en el partido de la primera vuelta (2-2). Los problemas físicos se han convertido en una constante para el delantero canario en el último mes y medio, y Pacheta ya advirtió de que sería precipitado tenerle de vuelta en el choque de este viernes (21.00, Movistar LaLiga). En los últimos ocho partidos solo ha podido completar 71 minutos, todos ellos en la derrota frente al Betis, en un periodo además en el que las cifras goleadoras del equipo se han resentido.

El punta ya empieza a atisbar la luz al final de un túnel más prolongado de lo que se estimó en un primer momento. Una de las incorporaciones llamadas a marcar diferencias, cerrada sobre la bocina el pasado cierre del mercado veraniego, ha sumado ocho apariciones con la elástica azulgrana. Desde su debut, en la sexta jornada con los pucelanos, hasta el empate de Granada el 6 de diciembre el ariete sumó siempre minutos, un total de 419, y marcó dos goles al Real Valladolid y a Osasuna. El crecimiento de Sandro, que por entonces comenzaba a conformar una prometedora pareja de ataque con Rafa Mir, se quebró después de lesionarse antes de la visita del Alavés a El Alcoraz.

Se le diagnosticó una lesión muscular en el aductor mayor del muslo derecho. La SD Huesca atravesó la estepa del mes de diciembre sin su concurso; se pudo derrotar a los vitorianos pero después ya no se volvió a cantar un triunfo: derrotas con Athletic y Celta y empate ante el Levante. A la vuelta de la Navidad, y cuando su regreso a los terrenos de juego parecía encauzada, se le diagnosticó un nuevo problema físico. Una rotura en el recto anterior del cuádriceps derecho que iba a paralizar su retorno una o dos semanas más, en el pico más bajo del curso y con el cese de Míchel Sánchez como consecuencia directa.

Un nuevo parte médico el pasado 18 de enero, el tercero en cinco semanas, desveló que Sandro padecía una lesión muscular en el sóleo izquierdo. La tercera en tres músculos diferentes para que Pacheta no haya podido contar con sus servicios todavía y, descartándose Valladolid, su reaparición se enfoque hacia la visita del Real Madrid el próximo sábado 6 de febrero (16.15, Movistar LaLiga). Lo hará en el momento clave del curso, con los azulgranas ante la disyuntiva de mantenerse con vida en la categoría o asumir el más difícil todavía para tratar de salvarse. La fuente del gol se ha secado en lo que va de 2021, sin respuesta en los partidos ante Barcelona, Betis, Getafe y Villarreal.

Con Sandro sobre el terreno de juego, la SD Huesca solo dejó de anotar en dos ocasiones, ante los equipos sevillanos. Los oscenses cayeron con Sevilla (0-1) y Betis (0-2); este último, el día de su efímera reaparición el 11 de enero. Antes, había hecho goles a Valladolid y Osasuna y completado su mejor partido con la camiseta azulgrana en Granada. En Los Cármenes, y pese a no anotar, alcanzó el pico de rendimiento para el que se le incorporó el 5 de octubre. Pero el canario solo ha podido acumular 490 minutos de juego frente a los 1.293 de Rafa Mir o los 842 de Shinji Okazaki. Con todo, su promedio goleador (un gol cada 245 minutos) supera los del murciano (uno cada 431) y el japonés (ha anotado uno, en Granada).

La baja por sanción de Ontiveros en el nuevo Zorrilla merma más si cabe las opciones ofensivas para Pacheta, que maneja alternativas con Mir, Escriche y Okazaki además del concurso de dos futbolistas que no han sido titulares ante Getafe y Villarreal: Ferreiro y Borja García. Desde este miércoles también se entrena con el grupo el portero Andrés Fernández una vez que ha dejado atrás la covid-19 y saldado con resultados negativos los últimos test PCR. Se sigue sin poder contarse por ese mismo motivo con Juan Carlos y Pablo Insua, así como con el también lesionado Pedro Mosquera.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios