Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Pacheta, un entrenador que gana en las distancias cortas

El técnico de la SD Huesca ha respondido durante su carrera a retos como el que se le presenta ahora: 20 partidos para sumar unos 28 puntos.

Pacheta se dirige a los jugadores durante la sesión de este sábado.
Pacheta se dirige a los jugadores durante la sesión de este sábado.
SD Huesca

Entre los atributos que la SD Huesca buscaba en su nuevo entrenador se encontraba la capacidad de dar una respuesta inmediata a las exigencias de la Liga. El equipo azulgrana necesita puntos y los necesita ya; suma 12 y se encuentra a seis de la permanencia que marcan en este momento el Alavés, que destituyó a Pablo Machín y ha fichado a Abelardo, y el Real Valladolid. Según las cuentas que hace el club, la permanencia podría estar en torno a los 40 puntos. Redondeando, Pacheta deberá sumar 28 en los 20 partidos que va a dirigir hasta el final del campeonato. Un reto al que ya se ha enfrentado antes con éxito.

La segunda vuelta se abrirá el miércoles en Getafe solo de manera simbólica. Será el último partido de la primera y el punto de arranque del proyecto del entrenador burgalés. En los 18 anteriores se ha ganado un único partido, al Alavés, empatado nueve y perdido en ocho ocasiones. Las tres últimas, consecutivas. Se han marcado 14 goles y encajado el doble, 28. La situación guarda ciertas semejanzas con la de la campaña 18-19. Entonces, se llegó al ecuador de la competición con 11 puntos y en el segundo tramo se sumarían 22 gracias a cinco triunfos, siete empates y otras siete derrotas. El desfase con la situación actual sería de unos seis puntos.

Pacheta no lo logró cuando dio el salto de la dirección deportiva al banquillo del Numancia en el cierre de la temporada 08-09 en Primera: en 15 partidos solo pudo sumar cuatro triunfos y tres empates. Mejor le fueron las cosas de ahí en adelante. En Oviedo, en Segunda B, tomó las riendas en febrero de 2011 y acabó atando una permanencia holgada gracias a diez victorias, dos empates y una sola derrota. Cogió a los carbayones a un punto del descenso y los clasificó octavos.

Tras ser destituido en el Cartagena en mayo de 2014 emprendió la primera de sus dos aventuras exóticas. Requirió sus servicios el Korona Kielce, entonces colista del campeonato polaco, y lo salvó con un bagaje de 10 partidos ganados, 13 empatados y 11 perdidos. Dos años después haría las maletas para emprender viaje a Tailandia, donde le esperaba el Ratchaburi después de haber pasado por un periodo de formación en Estados Unidos y Australia: agarró la permanencia a tres jornadas del final de un torneo suspendido tras la muerte del rey del país asiático y fue semifinalista de la copa.

La última hoja de servicios, la de Elche, contempla dos ascensos. En 2018 a Segunda División, con una única derrota en 17 compromisos, y el pasado mes de agosto a Primera. Aunque se tratase de una temporada completa, el cierre de aquel curso condensa las virtudes que se esperan del entrenador burgalés. En el fútbol post pandemia, en los 15 choques de los meses de junio, julio y agosto, solo perdió en cuatro ocasiones y mantuvo la portería a cero en el ‘play off’ ante Real Zaragoza y Girona.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios