Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel Sánchez: "Había que controlar el partido y hemos dado un paso atrás"

El entrenador de la SD Huesca ha lamentado la forma en que el Real Oviedo ha empatado (1-1) y pide "tener más continuidad" para "sumar de tres en tres".

Míchel Sánchez, en el estadio de Santo Domingo.
El técnico Míchel Sánchez, en una imagen de archivo.
Enrique Cidoncha

Todavía con el disgusto tras el postrero gol del Real Oviedo en el cuerpo ha debido comparecer el técnico de la SD HuescaMíchel Sánchez, en la sala de prensa del estadio Carlos Tartiere. El madrileño ha lamentado la falta de control en el juego tras el tanto de Eugeni, una situación similar a la de Elche con la que, sin embargo, el preparador no quiso establecer paralelismos.

"Hasta el 0-1 hemos sido superiores y después nos hemos venido atrás. Hemos dominado bastante en la primera parte sin llegar a materializar el gol que nos diera tranquilidad. Tras el 0-1 no hemos tenido control y el Oviedo cuenta con buenos jugadores en el fútbol aéreo. En una acción aislada ha llegado el empate", ha analizado.

Además, con el agravante de un tanto encajado más allá del tiempo de añadido decretado por el árbitro, aunque este lo justificó por una pérdida de tiempo del meta Álvaro Fernández. "Te vas más dolorido de lo habitual porque se había rebasado el tiempo. No queda más que levantarse, aprender de los errores y mirar adelante", añadió Míchel, que puso énfasis en el desarrollo de la segunda parte más que en la manera en que empató el Real Oviedo. "El gol llega cuando te lo meten, el tema es que no hemos controlado el juego con el 0-1. El día de Elche cometimos errores y no hemos controlado el juego. El Oviedo se ha ido adelante porque tienen necesidades y saben utilizar bien el juego directo", ha seguido.

En definitiva, el entrenador argumentaba que "hay poco que hablar y se ha de seguir trabajando para mejorar. Nos vamos con una cara de disgusto tremenda pero hay que recuperarse". Se le ha preguntado asimismo por el estado de Jorge Pulido después de haber sido sustituido con una brecha en la ceja: "Era muy grande y había que cambiarle porque quedaba poco tiempo. No se ha mareado, y se le han puesto puntos".

Con la entrada de Juan Carlos se pretendía tener más posesión, "pero no hemos podido. Había jugadores para tener el balón y se ha dado un paso atrás que no se tendría que haber producido". Míchel también ha valorado el estreno de Rafa Mir, quien "a los espacios puede ayudar bastante, gana duelos y es normal que esté menos participativo. Es diferente a lo que tenemos y nos va a ayudar".

Con la perspectiva de la visita del Lugo el sábado a El Alcoraz (16.00) se impone la "necesidad de sumar de tres en tres. Tenemos esa exigencia y vamos a todos los campos de la misma manera. Hay que dar solución y tener más continuidad en los partidos". A cinco puntos del Cádiz, "nos miramos a nosotros mismos, quedan muchas jornadas".

Etiquetas
Comentarios