Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca se queda sin victoria en el último minuto

Eugeni fue el encargado de adelantar a los azulgranas en el marcador, aunque Ibrahima Baldé empató el encuentro fuera de los seis minutos añadidos por Díaz de Mera

Una vez más, le sobró el tiempo de añadido. La SD Huesca empata ante el Real Oviedo en el Carlos Tartiere a pesar de adelantarse en el marcador en un partido marcado nuevamente por una primera parte azulgrana mejor respecto a la segunda. Eugeni fue el encargado de hacerlo tras un rechace en un córner, aunque Ibrahima Baldé acabó con todas las esperanzas azulgranas en el minuto 97 gracias a un disparo cruzado imposible para Álvaro Fernández.

Con cinco entrenamientos a sus espaldas, Míchel no dudó en dar la primera oportunidad a Rafa Mir que, ni más ni menos, fue el elegido para liderar un once prácticamente exacto al ofrecido ante el CD Tenerife en El Alcoraz, ya que las únicas novedades fueron tanto el atacante cedido por el Wolverhampton como Eugeni, quien se encargó de suplir a Juan Carlos en la medular azulgrana. Esta vez tuvo que esperar su oportunidad desde el banquillo.

De manera continuista se plantó el Huesca en el verde del Carlos Tartiere por medio de un 4-1-4-1 con Álvaro Fernández bajo palos. En defensa los encargados de resistir las embestidas locales fueron Luisinho, Josué Sá, Pulido y Miguelón, quienes estuvieron resguardados por un centro del campo formado por Mosquera, Mikel Rico y Eugeni, algo habitual en dos de los últimos tres encuentros de liga disputados (Elche y ahora Oviedo). Nuevamente, de los extremos se encargaron Ferreiro y Sergio Gómez como acompañantes de la referencia ofensiva de la tarde, un Rafa Mir que buscó estrenarse como goleador de todas las formas posibles.

Comenzaron fuerte los de Míchel por medio del toque rápido y la búsqueda de los espacios dejados por un tenso Oviedo y consciente de la obligación de ganar. Tal fue el arranque azulgrana que cuatro minutos bastaron para conseguir dos saques de esquina, aunque no sirvieron de nada en un inicio repleto de intenciones por parte de ambos conjuntos. Por otro lado, el arranque agobiante de los visitantes acabó dando lugar a un cambio de papeles precoz ante las dificultades que encontraron para superar la presión ovetense, la cual dejó como única solución para el Huesca el balón largo hacia Rafa Mir.

El tramo inicial se caracterizó por la ausencia de peligro en las dos áreas, junto a las imprecisiones y la falta del último pase en el conjunto oscense. Así se llegaba al ecuador de la primera parte, con cierto ritmo de juego pero sin la capacidad de destacar más allá de la posesión y el estilo combinativo. Sí se hizo notar Mir, y es que trató de adelantar a los suyos por todos los medios posibles.

Lo hizo en el minuto 28, aunque finalmente no subiría al marcador dada su posición en fuera de juego antes de la asistencia lateral de Ferreiro. Por desgracia para el equipo, su remate de espuela quedó correctamente invalidado a pesar de una óptima definición en la que Lunin pudo hacer algo más por evitarlo. A partir de allí, los pupilos de Míchel dieron un paso adelante a la hora de hacerse con el dominio del partido. Lo hicieron por medio de las bandas, que hicieron sufrir al conjunto ovetense en diversos tramos y consiguieron retrasar su posición hasta su propio campo.

El poderío ofensivo local también quedó minimizado, aunque el protagonismo azulgrana gracias a la profundidad de Miguelón por la banda derecha resultó insuficiente para superar de forma eficaz la línea defensiva de los de Javier Rozada. A la espera de segundas jugadas y contraataques se mantuvo el Real Oviedo, incapaz de aprovecharlas debido al ritmo que los azulgranas implantaron en la zona de ¾ del terreno de juego.

Así, con el mismo marcador con el que se iniciaba el choque, concluían los primeros 45 minutos del encuentro, ante los que el árbitro Isidro Díaz de Mera añadió un minuto de descuento y que, sin problemas para el castellano-manchego, se resolvió sin necesidad de intervenir antes de la resolución del mismo.

Por otra parte, en el inicio de la segunda parte reaparecieron las sensaciones de fragilidad y de dudas vistas ante el CD Tenerife. De esta forma, el Oviedo comenzaba a aprovecharse de la incomodidad oscense sin balón y de su inseguridad defensiva, ya habitual en su versión a domicilio.

Sin embargo, esta vez sí, el Huesca se adelantaba en el marcador gracias a un gol de Eugeni en el minuto 54. Cuando peor estaban los oscenses, el centrocampista catalán aprovechaba tras un córner el rechace de Lunin al remate de cabeza de Josué Sá, quien no pudo hacer nada ante el disparo lateral en el segundo intento. Anulado en un principio por fuera de juego, el tanto acabó subiendo al marcador una vez que el VAR revisó la jugada.

Al borde del descenso, los nervios crecieron en el banquillo local, desde el que se realizó el primer cambio de la tarde. Rozada apostó por dar cabida a Saúl Berjón en sustitución de Bárcenas, ya que el panameño no lo tuvo fácil en la pugna con Miguelón y tuvo que dejar su lugar al ex jugador del Éibar.

Pasado el minuto 65, el control de los azulgranas fue creciendo gracias a las buenas actuaciones del colectivo y la primera sustitución no se hizo esperar. Fue Mir, que tras su estreno más que positivo con la elástica altoaragonesa, fue sustituido por Okazaki, suplente en la tarde del domingo a diferencia de su titularidad el pasado miércoles.

A partir de allí regresaba el Huesca más defensivo, obligado a sufrir y a esperar su oportunidad en contras, faltas y centros laterales ante unos carbayones que no se dieron por vencidos en ningún momento. La sensación de peligro era constante, así que el técnico madrileño optaba por retirar a Sergio Gómez y dar cabida a Juan Carlos, destinado a aportar frescura y apoyo tanto en la banda derecha como a Eugeni y Mikel Rico.

El tramo final del encuentro se convirtió en un constante cúmulo de interrupciones hasta el punto de que Pulido tuvo que abandonar el campo en el minuto 88 tras un cabezazo entre Ibra Baldé y el zaguero. Con la ceja abierta y sangrante acabó dicha jugada, siendo finalmente sustituido por Pablo Insua ante la imposibilidad de reincorporarse durante la inferioridad numérica que estaban sufriendo los suyos.

Así, y con motivo tanto de las interrupciones como de dicha jugada, Díaz de Mera añadía un total de seis minutos para la conclusión de un encuentro que acabó de la peor forma posible. Para los locales se hicieron cortos. Todo lo contrario para el Huesca, que sufrió hasta el final y que terminó presenciando el empate a la heroica del Oviedo. Fue Baldé quien se vistió de héroe para repartir los puntos en el minuto 97, ya que tras un despiste de la zaga batió por bajo a Álvaro Fernández.

Ante tal despropósito, la SD Huesca desaprovecha una nueva oportunidad para dar un paso adelante y debe contentarse con un solo punto en su visita al Carlos Tartiere. Le sobró un minuto, y por ello se queda finalmente con 40 puntos en la clasificación. El conjunto azulgrana continúa sin cambiar su dinámica visitante, por lo que deberá seguir planteándose qué es lo que falla en cada una de sus visitas lejos de El Alcoraz.

Ficha técnica

Real Oviedo: Lunin, Bolaño, Arribas, Carlos Hernández, Nieto, Luismi, Tejera (Ramos, 83), Borja, Bárcenas (Berjón, 61), Sangalli (Baldé, 68) y Ortuño.

SD Huesca: Álvaro Fernández, Luisinho, Pulido (Insua, 88), Josué Sá, Miguelón, Mosquera, Mikel Rico, Eugeni, Ferreiro, Sergio Gómez (Juan Carlos, 83) y Rafa Mir (Okazaki, 72).

Goles: 0-1, min. 54: Eugeni. 1-1, min. 97: Ibra Baldé

Árbitro: Isidro Díaz de Mera (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales, Luismi (80), Omar Ramos (92) y Baldé (97) y a los visitantes Miguelón (75), Luisinho (95) y Álvaro Fernández (96). 

Incidencias:Partido de la 24ª jornada de liga de Segunda División disputado en el estadio Carlos Tartiere.

Etiquetas
Comentarios