Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

“El partido no es un Míchel contra Jémez”

El entrenador de la SD Huesca se aísla del aspecto emocional del encuentro de este sabado ante el Rayo Vallecano, que espera “muy complicado para lograr tres puntos importantísimos”.

Míchel Sánchez, en el estadio de Santo Domingo.
Míchel Sánchez, en el estadio de Santo Domingo el pasado sábado.
Enrique Cidoncha

Se aísla Míchel Sánchez, entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, del aspecto emocional que conlleva el partido contra ‘su’ Rayo Vallecano este sábado en El Alcoraz (16.00). Prefiere reunir fuerzas para analizar las debilidades de un rival al que conoce a la perfección pese a que, en la rueda semanal de este viernes, haya indicado que lo ha seguido poco para centrarse en lo importante: “Lograr tres puntos importantísimos, necesitamos un gran partido para seguir con la dinámica positiva”.

Esa es la principal tarea, buscar el tercer triunfo seguido ante un rival directo que, por ahora, se atisba en la lejanía, a once puntos de distancia. Sin embargo, Míchel no ha podido esquivar las preguntas referidas a la primera ocasión en que se enfrentará al club que le vio nacer y crecer como futbolista y entrenador desde comienzos de la década de los 90. “No me gustaría jugarlo nunca pero viene así, somos profesionales y estoy en Huesca disfrutando con una decisión que he tomado correcta y muy buena. Lo quiero sacar del tema personal y centrarme en lo deportivo”, ha insistido.

Así, no se trata de un duelo de “Míchel Sanchez contra Paco Jémez”, el preparador que lo relevó tras ser destituido en marzo de este año. Ante todo, es un partido “con un rival de máxima exigencia y habrá que hacerlo muy bien”. Mucho se ha hablado de la particular ‘venganza’ del madrileño, y no tanto de que empezó como técnico al lado del canario. “Fue mi primera experiencia tras retirarme como futbolista, cuatro años espectaculares. Le deseo lo mejor. Hemos sido trabajadores del Rayo y eso está fuera de toda duda”, ha valorado.

En lo puramente deportivo, la SD Huesca se halla inmersa en una “carrera muy fondo, llevamos una dinámica y una regularidad en el juego que nos permiten tener confianza. Hay que seguir y los resultados mandan. Cada vez estamos más cerca de nuestra mejor versión y eso hace menos imprevisible el resultado”. Las buenas sensaciones en El Alcoraz tuvieron su reflejo el pasado fin de semana en Alcorcón y ante el Rayo se quiere volver a mostrar la poderosa voz local de los azulgranas.

El equipo de Jémez, “está hecho para ascender, con una plantilla muy parecida a la de Primera y mejorada en ciertas posiciones. Espero un rival muy difícil. No ha perdido mucho y tiene siempre momentos donde son dominadores. Nos aguardan 95 minutos de mucha concentración y saber sufrir. En esa capacidad en nuestra casa estará la posibilidad de ganar”. Sin querer individualizar, Míchel aplaude que “el trabajo es buenísimo en todos los aspectos. Siempre buscamos alternativas, primero somos nosotros mismos y los detalles para ganar al rival. Estoy muy contento con todos y puede haber alguna variación o no”.

En este sentido, la única baja segura es la del lesionado Doukouré y en los últimos días ha tratado de inculcar a sus futbolistas que el Rayo es más duro de lo que indica la clasificación. “Su racha de seis partidos sin ganar no significa nada, nos vamos a encontrar un partido muy complicado y eso se lo hemos mostrado a los jugadores. Quiero un equipo reconocible. Ser muy intensos en los duelos porque el nivel individual del Rayo es muy alto”, ha concluido, “con el plus de enganchar a los aficionados para que sean el jugador número 12”.

Paco Jémez: "Nos conocemos bien"

Paco Jémez, por su parte, se ha referido este viernes a que no se toma esta cita como una final que pueda definir su continuidad en el banquillo del Rayo, pues "no depende de mí. Yo solo puedo incidir en trabajar y ganar allí, porque es la solución". Se ha referido a Míchel como "un buen amigo y un gran entrenador. Nos apreciamos y conocemos bien. No es una ventaja para ninguno. Va a ser un partido muy bonito, pero nosotros queremos divertirnos para ganar". La clave, a su juicio, puede estar en "no dejar pensar al Huesca".

Etiquetas
Comentarios