Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Dorado: “Míchel consigue que la SD Huesca sea cada vez más desequilibrante”

El futbolista del Ejea, con pasado en el equipo azulgrana y el Rayo Vallecano, trabajó también con los técnicos que se miden el sábado en El Alcoraz, Míchel y Paco Jémez.

Partido amistoso Huesca Ejea en Benasque /27-7-19 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Dorado, con Pulido durante el amistoso de pretemporada entre SD Huesca y Ejea.
Rafael Gobantes

Chechu Dorado sigue dando cuerda al reloj de su carrera futbolística en el Ejea a los 37 años. La suya es una de las trayectorias más constantes de entre los jugadores surgidos en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza con seis temporadas en Primera y nueve en Segunda División. Dos de los clubes en los que dejó un sello más perdurable, la Sociedad Deportiva Huesca y el Rayo Vallecano, se miden este sábado en El Alcoraz (16.00) y el central conoce bien a sus respectivos entrenadores, Míchel Sánchez y Paco Jémez, pues trabajó a sus órdenes en la entidad franjirroja.

Dorado perteneció a la primera gran plantilla azulgrana, la que logró el ascenso a la categoría de plata en 2008. Jugó tres cursos en la capital oscense que le sirvieron para dar un salto cualitativo y firmar en los años posteriores por el Real Betis y el Villarreal antes de recalar en Vallecas en 2015. Jémez fue allí su primer técnico, con el que se consumó un descenso a Segunda, y con Míchel regresó a la élite a la par que el Huesca, en 2018. En Primera, su papel era anecdótico y en el mercado invernal recaló en el Real Zaragoza, donde solo completó ocho apariciones.

En verano se comprometió con el Ejea, con el que pelea por la permanencia en Segunda B. “Estamos bien, pero mereceríamos sumar más puntos -son 17, cuatro por encima del descenso-, pero sabemos de la dificultad de la categoría". El defensa no necesita presentar el DNI: ni la edad ni la vuelta a Segunda B merman el balance de su carrera: “La competitividad va en el ADN de cada uno y no se pierde, seguiremos siendo siempre futbolistas con independencia de dónde juguemos”.

Dorado compartió más tiempo con Míchel Sánchez, que se estrenó como entrenador profesional el 25 de febrero de 2017 en una derrota en Getafe con auto gol del zaguero (0-1). Más allá del infortunio, el actual preparador de la SD Huesca salvó a los rayistas y los condujo de regreso a Primera al año siguiente. “Tuvimos muy buena relación desde el primer día, cuando ayudaba a Paco en el cuerpo técnico. Nos enfrentamos como jugadores. En la primera charla ya nos dio la idea fija de lo que quería transmitirnos, la última parte del campeonato se hicieron buenos números y se logró ascender”, rememora.

Un logro que “parece que es fácil porque la plantilla era buena, pero son 42 partidos muy complicados”. La relación actual no es todo lo estrecha que le gustaría pese a que el Ejea se entrena durante varios días a la semana en la capital oscense: “Hablamos a su llegada en verano y en el partido de pretemporada en Benasque. Tengo pendiente subir a Huesca para comer con ellos; les dije que como ya se encontraban en un gran club, tenían que pagar la comida”.

A Dorado le gustaba el estilo de Míchel y le venía “bien ese estilo de fútbol, atacar con balón sin dejar de lado la tarea defensiva, lo que cada vez subraya más. No quiere que se tenga la pelota por tenerla y consigue que el Huesca sea cada vez más desequilibrante”. Conoce por experiencia propia “la dificultad de luchar por ascender e incluso de mantenerse. Les cuesta a clubes con mucha más historia, como el Real Zaragoza o el Deportivo”.

El central también alaba a Paco Jémez y pide paciencia para su proyecto a pesar de que la cita de El Alcoraz se le pueda plantear como un ultimátum. “Ha llegado gente nueva que se debe meter en una filosofía concreta y han sufrido lesiones de jugadores importantes. Además, no cuentan con una referencia ofensiva como Raúl de Tomás. Confío en que levanten el vuelo, les guardo cariño y tengo allí muchos conocidos”. Jémez es, de entre todos los preparadores que ha conocido, su preferido: “Presenta un entramado ofensivo muy trabajado. Pero esto del fútbol va de resultados y si no ganas no sirve de nada frente a equipos menos lustrosos que lo hacen todas las semanas”.

Etiquetas
Comentarios