Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca espera a Pulido y Dani Raba

El central ha trabajado al margen del grupo y el mediapunta, que evoluciona bien de la lumbalgia, sufre una gastroenteritis. Escriche ha calificado la derrota de Fuenlabrada de “muy dura”.

Dani Escriche, durante el entrenamiento vespertino de este lunes.
Dani Escriche, durante el entrenamiento vespertino de este lunes.
Verónica Lacasa

La Sociedad Deportiva Huesca ha regresado al trabajo este lunes por la tarde con la doble tarea de digerir una derrota, la de Fuenlabrada (3-2), que el delantero Dani Escriche ha calificado de “muy dura”, y preparar el siguiente encuentro. La cita de este sábado ante la Ponferradina en El Alcoraz (20.00) aparcará durante una semana la cuestión en torno al rendimiento de los azulgranas fuera de casa y, además, traslada el foco hacia la recuperación de los futbolistas que se ausentaron en el estadio Fernando Torres.

Las perspectivas son halagüeñas con Jorge Pulido y Dani Raba. El primero, baja por una sobrecarga del aductor mayor derecho, se ha entrenado este lunes al margen de sus compañeros, primero en el gimnasio y después sobre el césped con el readaptador, Jorge Carracedo. Ha tocado balón y su concurso ante los del Bierzo se da por hecha a falta de que se decida el momento de su regreso al grupo. Por su parte, Raba sufre una lumbalgia de la que se encuentra muy restablecido y de diagnóstico benigno tras las pruebas a las que se ha sometido y, a la vez, le ha atacado una gastroenteritis que le ha impedido acudir al IES Pirámide.

Se espera a ambos contra la Ponferradina a la espera de la evolución del resto de jugadores. Otros que volverán serán los internacionales sub 21, Álvaro Fernández y Sergio Gómez, después del choque de este martes en Israel. Tampoco han estado este lunes con el resto los lesionados Ivi López y Cheick Doukouré, ni un Damián Musto que en el entrenamiento del viernes sufrió un golpe en el tobillo. Para completar la terna de porteros se ha contado con el juvenil Iván Biarge. Una suave sesión, física y con balón, ha recibido a los azulgranas hasta que la luz natural y el frío lo han permitido.

Después del trabajo, un Escriche que de manera paulatina está recuperando los minutos perdidos por su lesión ha valorado la cita de Fuenlabrada con una esperanzada mirada a lo que está por llegar, y no solo porque ahora toque jugar en casa. “Lo bonito del fútbol es que cada sábado hay un nuevo partido e iremos a por los tres puntos. Fuera igual nos falta el ánimo de la afición, intentaremos corregir los errores. Es verdad que nos faltó intensidad y eso se refleja en los duelos, las pérdidas y el resultado final”, ha analizado.

En referencia a que la intensidad resulta “clave” en la categoría de plata, el de Burriana ha añadido que “los rivales no suman como quieren y nos permite errar, aunque no deberíamos”. Con la confianza del técnico Míchel Sánchez, lamenta no obstante que “llegamos más que los rivales. En El Alcoraz nos sentimos más fuertes pero tenemos que tratar de ganar igual en casa y fuera. Con la Ponferradina esperamos un partido duro y bonito”.

Etiquetas
Comentarios