Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca dosifica fuerzas a dos días de la batalla aérea de Fuenlabrada

Jugadores como Pulido no han saltado al césped este jueves y antes de la sesión ha tenido lugar un control antidóping. El club no se marca plazos con Cheick Doukouré.

Juan Carlos, de frente, en el entrenamiento matinal de este miércoles.
Juan Carlos, de frente, durante un entrenamiento de la SD Huesca.
Verónica Lacasa

A menos de dos días del partido en Fuenlabrada, este sábado a las 13.00, Míchel Sánchez dosifica esfuerzos para la gran batalla aérea del estadio Fernando Torres, donde los locales se hacen fuertes a partir del balón parado. La Sociedad Deportiva Huesca se ha entrenado este jueves con algunas ausencias como la del capitán, Jorge Pulido, a quien se raciona para que el golpe que sufrió en Tenerife no le impida viajar el viernes a la capital de España, donde los azulgranas estarán arropados por unos 300 seguidores.

Asimismo, se ha sometido a algunos de ellos a un control antidóping que ha tenido lugar en las instalaciones del IES Pirámide antes de que comenzase la sesión de trabajo, liviana y con tiempo dedicado al fútbol tenis. Otra de las ausencias ha sido la de Cheick Doukouré tras someterse a una artroscopia con el propósito de dar solución a los derrames de repetición que ha venido sufriendo. El costamarfileño estará en descarga relativa durante un mes y, posteriormente, reanudará los entrenamientos con vistas a entrar en los planes del entrenador.

Fernando Sarasa, responsable de los servicios médicos de la entidad, ha explicado que “hemos hecho una limpieza articular porque había una pequeña lesión meniscal. Para que se reabsorba bien haremos una descarga relativa, irá durante una temporada con el apoyo de muletas y empezará a trabajar en el gimnasio. Cuando la rodilla esté seca podrá retomar los entrenamientos poquito a poco con normalidad”.

El club no va a ponerse plazos, y “la experiencia nos dice que dos o tres meses, pero vamos a ir sin prisa por el jugador y también por la tranquilidad de todos”. El centrocampista africano se encuentra “bien, se ve muy apoyado por todos y sabe la causa de por qué esa rodilla daba problemas. Se trata de comenzar otra vez con ganas, energía y tranquilidad”.

Tras el entrenamiento ha atendido a los medios de comunicación el lateral Miguelón, quien ha resaltado que “nos ha costado mucho llegar a los puestos de ascenso directo y queremos mantenerlo ganando en Fuenlabrada”. La clave puede pasar por contener a “un equipo muy fuerte que hace las cosas bien. Si estamos juntos y tenemos el balón les podemos hacer daño. Puede que suframos a balón parado e intentaremos ajustar unas pequeñas cosas para hacerlo bien”.

Los madrileños solo han caído una vez en el Fernando Torres y el Huesca aspira a reeditar fuera la brillantez de El Alcoraz: “Si no lo hemos conseguido hasta ahora es por pequeños detalles que trabajamos para corregir. Seguro que ahora seremos otro Huesca fuera de casa”. En una Segunda “muy apretada”, los azulgranas se sienten “muy bien en casa, y a domicilio lograremos alcanzar ese nivel”. Miguelón anhela dedicar la victoria a los seguidores. Se han vendido unas 300 entradas y fletado un autobús. La peña Fenómenos Oscenses se desplazará a Fuenlabrada con dos autocares más.

Etiquetas
Comentarios