Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel: “¿Exigencia? Vine aquí para tenerla y hacer más grande a la SD Huesca”

El técnico azulgrana insiste en que se hacen “muchísimas cosas bien” y en que la autocrítica se maneja de puertas adentro “y sirve para mejorar”.

rp entrenador.. michel..24 - 8 - 19....PABLO SEGURA PARDINA - [[[FOTOGRAFOS]]]
Míchel Sánchez, entrenador de la SD Huesca.
Pablo Segura

Se ha hablado mucho de la exigencia que rodea a la Sociedad Deportiva Huesca. El empate frente al Racing de Santander ha levantado análisis que, en algunos casos, no han sentado del todo bien en el vestuario azulgrana. Lo ejemplificó esta semana David Ferreiro cuando se refirió a que no estaba “dolido pero sí enfadado” y a que había que recordar de dónde viene el club. Precisamente, el club acude este sábado a Lugo, tierra prometida donde se logró el ascenso a Primera el 21 de mayo de 2018.

Míchel Sánchez, técnico de la SD Huesca, ha valorado este viernes que esa exigencia aparece ya impresa en una entidad a la que llegó, precisamente, para articularla en éxitos presentes y futuros. Asume la crítica porque también se maneja de puertas adentro y, como recuerda en cada comparecencia, el equipo está progresando en la buena dirección. Los oscenses, quintos a un punto del ascenso directo, se marcan el reto de ganar en el Anxo Carro como lo hicieron en aquella fecha inolvidable, con autoridad y buen fútbol.

En un día de clima gallego, lluvioso y desapacible, la SD Huesca ha iniciado el viaje a Lugo con Míchel convencido de que se mostrará la mejor de las versiones. “La exigencia la tenemos dentro y la quiero, vine aquí para tenerla y hacer más grande al Huesca. No me gusta usar la palabra ascenso porque la pueden emplear 18 equipos y no sirve de nada. Valoramos el trabajo y a día de hoy hemos sido dominadores en ataque y defensa y lo ponemos en valor”, ha recordado.

El preparador entiende y asume que no llueva a gusto de todos pero pide equilibrio en la crítica. “La coletilla no hay que ponerla en los 30 minutos de peor juego, hacemos muchísimas cosas bien -añade-. Somos autocríticos y aceptamos que la gente esté más o menos contenta. Todas las opiniones son respetables y prefiero 60 o 65 minutos buenos que la igualdad en la que te puedes ir arriba o abajo. Somos los menos goleados y los que más tiramos a puerta, hay que poner lo bueno al servicio del equipo”.

La que seguirá este viernes con una sesión en la localidad leonesa de Bembibre ha sido una “buena semana de entrenamiento”. No ha sido perfecta porque Doukouré, Escriche y Pedro López siguen sin estar a punto para competir y pugnar por tres puntos que serían “importantísimos”. “Vamos con toda la ilusión del mundo sabiendo de la dificultad y la máxima igualdad. Satisfechos con el trabajo hecho, que es el mejor argumento”, ha apuntado Míchel, quien tras repasar el encuentro con el Racing concluye que “en algunas fases del juego debimos tener un ritmo más alto, en líneas generales fuimos dominadores y tuvimos más ocasiones. Faltó más acierto”.

Esto le ha llevado a subrayar su satisfacción con las once jornadas transcurridas en el campeonato de liga de Segunda División, durante las que “en la mayoría de partidos hemos sido dominadores del juego y apenas sufrimos. Queda muchísimo y hay que poner en valor esto, desde dentro lo hacemos. Podemos mejorar, claro, estamos en proceso y todos los equipos tienen altibajos. A los jugadores les transmitimos que estamos en el buen camino y que el rendimiento es magnífico”.

El técnico de la SD Huesca aguarda minas en el Anxo Carro, “un partido muy difícil, como todos. Ellos han utilizado varios sistemas y en eso hemos hecho hincapié. Jugaremos con la sensación de ser nosotros mismos, muy agresivos en la presión y tras pérdida y buscando la portería contraria. Siempre hay patrones que no cambian y en eso hemos trabajado esta semana”.

Míchel no transmite a los suyos un nerviosismo que, asegura, no tiene. “El equipo entrena muy bien y la competitividad es positiva. Me dan problemas para hacer la alineación y la convocatoria y eso siempre es positivo para el Huesca. Con el Racing, si metemos las dos o tres del principio el partido habría cambiado. El resultado no puede marcar nuestras señas de identidad, ser un equipo que domine y genere profundidad, eso nos ha dado resultado. Pueden ser mejores, claro, pero hay que tener cierta tranquilidad y dar el valor que tienen a todos los jugadores. No es fácil dominar a los rivales. La preocupación sería que el rival nos dominase”, ha zanjado.

Etiquetas
Comentarios