Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Las lesiones de los ‘Danis’ merman la capacidad ofensiva de la SD Huesca

Las bajas de Escriche y Raba en los próximos partidos refuerzan el papel de Okazaki y Sergio Gómez y abren más opciones para Cristo, Ivi o Joaquín Muñoz.

Escriche se duele de la rodilla y este lunes se someterá a una resonancia.
Escriche se duele de la rodilla en el partido del pasado domingo en Almendralejo.
J. M. Romero

La lesión de Dani Escriche, que deberá guardar reposo las tres próximas semanas, unida a la de Dani Raba merman las opciones de ataque de la Sociedad Deportiva Huesca. El técnico Míchel Sánchez deberá explorar en este periodo las variantes que ya ha empezado a utilizar en los últimos encuentros y que buscan su consolidación. En la punta de ataque, el japonés Shinji Okazaki representa la apuesta decidida en este momento y Sergio Gómez se está abriendo hueco en el once. También se despiertan opciones para jugadores con menos presencia en este arranque de campeonato, como Cristo González, Ivi López o Joaquín Muñoz.

Cada situación de crisis representa una oportunidad, y el entrenador azulgrana deberá repensar los caminos al gol sin dos efectivos que comenzaron el campeonato como titular. Escriche, que sufre una lesión en la sindesmosis tibio-peronea superior y un edema en el ligamento lateral externo y la cabeza del peroné de la rodilla derecha, había perdido su sitio en beneficio del japonés pero solo había faltado a una cita, la de Almería, por una contusión en la cadera. Su reaparición se aguarda hacia la semana de la visita del Racing de Santander, el domingo 13 de octubre.

El cántabro acumula ya una semana de descanso del mes que se estima por la lesión acromioclavicular de grado 2 en su hombro derecho. Tres semanas con la zona inmovilizada y una más de readaptación darán paso a su vuelta a los entrenamientos en un periodo similar al de Escriche. Raba se dañó en el partido de Soria y le sustituyó Sergio Gómez, quien desde entonces se ha convertido en el dueño de la banda derecha con un rendimiento creciente y una personalidad que empieza a despuntar. La asistencia de gol a Juan Carlos en Almendralejo supuso la confirmación de esta tendencia al alza.

Okazaki y Cristo serán los arietes entre los que Míchel podrá elegir en los próximos compromisos con Girona este sábado en El Alcoraz (18.00), Cádiz el miércoles 2 en el Ramón de Carranza (19.00) o Málaga de nuevo en la capital oscense el domingo 6 de octubre a las 20.00. El nipón ha tomado parte ya en cuatro partidos, los dos últimos de inicio, y suma minutos a la espera de su completa adaptación puesto que ha sido el último en llegar; realizó su primera sesión de trabajo el pasado 5 de septiembre después de un verano difícil en las filas del Málaga.

Cristo González, por su parte, solo ha sido titular en una ocasión, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, y ha intervenido en tres choques más. En los últimos, Míchel le ha pretendido como segundo punta o incluso volante, lejos del área y de la portería rivales. La ausencia de Escriche puede devolverle a la parcela donde brilló en la cantera del Real Madrid y que facilitó su fichaje por el Udinese. Los delanteros no se han estrenado todavía; Raba suma dos goles y Juan Carlos, Eugeni y Pulido, uno. Gallar, ya en el Girona, el otro.

Mientras, los azulgranas también aguardan el regreso de Pablo Insua y la recuperación completa de Cheick Doukouré. El central gallego se ha adentrado ya en la dinámica grupal a la espera de que su grave lesión quede definitivamente en el olvido. Y el centrocampista costamarfileño se ha visto retrasado en los plazos tras sufrir un derrame en la rodilla izquierda, la misma que se dañó gravemente en febrero, y se espera que pronto se cumpla el periodo de reposo impuesto por los servicios médicos del club mientras se le sigue tratando sin una fecha definida para su reaparición.

Para la zaga, Míchel Sánchez dispone de recursos suficientes con Pulido, Josué Sá y Datkovic. Los dos primeros se han asentado como la pareja titular, con el manchego como único futbolista que ha disputado todos los minutos, y el croata se postula como alternativa de garantías. En el centro del campo, sin Doukouré, Jaime Seoane es el jugador que más puede parecerse a un Pedro Mosquera que ha sido titular en los siete encuentros y sustituido en dos ocasiones.

Etiquetas
Comentarios