Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Mosquera: “La afición de El Alcoraz se deja oír como si fueran 30.000”

El centrocampista gallego, que firma por dos temporadas, alude al “trabajo” como la mejor fórmula para que la SD Huesca esté “lo más arriba posible”.

Pedro Mosquera sostiene la bufanda azulgrana en el estadio tras su presentación.
Pedro Mosquera sostiene la bufanda azulgrana en el estadio tras su presentación.
Rafael Gobantes

Pedro Mosquera ha desfilado por la sala de prensa de El Alcoraz con un acompañante poco habitual. Enfrascado en mil gestiones, el director deportivo de la Sociedad Deportiva Huesca, Rubén García, ha dado el relevo al consejero delegado, Manuel Torres. Este ha presentado al centrocampista gallego de 31 años, que firma por dos temporadas, como “uno de los jugadores por los que se ha apostado con mayor intensidad durante todo el mercado” y que, a su vez, se ha decantado por los azulgranas más allá de otras ofertas.

“Me quedo con su profesionalidad, contrastada durante su trayectoria. Responde al perfil que queremos de trabajador y capitán intrépido capaz de afrontar el reto de la SD Huesca”. El gallego ha explicado que su fichaje se fraguó después de dos reuniones con Rubén García en Madrid, quien le transmitió “el deseo de estar aquí, en una ciudad que está viviendo cosas bonitas y creciendo, y no lo dudé mucho”.

En los últimos días se ha dado un impulso determinante al capítulo de fichajes y el pivote considera que “todos los que han venido son importantes, el equipo y lo que transmite el míster me gustan. Hay ilusión y se puede hacer un buen proyecto”. Eso sí, en estas primeras horas no se le han transmitido objetivos concretos; sí tiene claro que “hay que estar lo más arriba posible”.

La fórmula para lograrlo se basa siempre en el “trabajo”. Una filosofía que ha conducido a Mosquera en los diferentes clubes en los que ha militado: “Me han salido las cosas mejor o peor, soy un profesional que intento cuidarme”. Se define como “mediocentro defensivo”, que trata de jugar la pelota desde atrás, “hacer circular el balón y ofrecerme a los compañeros en las ayudas”. La figura de Míchel Sánchez como entrenador le ha decidido asimismo por la SD Huesca. Y es que el estilo del técnico madrileño se puede adaptar a sus características, y viceversa.

“Lo conozco del Rayo, tenemos amigos en común y jugadores que lo han conocido, y eso también me ha convencido”. Luisinho, con quien coincidió en el Deportivo, ha sido otro de los responsables de la decisión de Pedro Mosquera, que firmó por dos cursos tras rescindir su contrato con la SD Huesca. Conocedor tanto de Primera como de la Segunda División, el coruñés considera que “cada año es diferente pero muy exigente y el trabajo ha de ser el mismo.

Debutó en el amistoso del pasado domingo en Teruel contra el Castellón y, sin haberse entrenado entonces con sus nuevos compañeros, emitió muy buenas sensaciones. “Me sentí muy cómodo, hicimos un buen partido pese a los dos goles recibidos a balón parado. La adaptación fue rápida y espero seguir trabajando bien”. Mosquera está recogiendo juicios alentadores de la ciudad y la afición. También de un Alcoraz que es “como un campo inglés de unos 8.000 espectadores, siempre está con el equipo. La gente se hace escuchar como si fuesen 30.000. Si somos una familia seguro que nos van las cosas muy bien”.

Etiquetas
Comentarios