SD Huesca

sd huesca

El nuevo proyecto de la SD Huesca mira adelante

La plantilla azulgrana partirá con pocos efectivos de la temporada en Primera, un nuevo cuerpo técnico y la llegada inminente de Mikel Rico.

Duisburg (Germany), 28/07/2018.- Bilbao's Mikel Rico (C) celebrates with his team mates after scoring the 1-0 lead during the 'Cup of Traditions' international friendly match between MSV Duisburg and Athletic Club Bilbao, in Duisburg, Germany, 28 July 2018. (Futbol, Amistoso, Alemania) EFE/EPA/SASCHA STEINBACH MSV Duisburg vs Athletic Club Bilbao
Mikel Rico, en el centro de la imagen, durante un partido con el Athletic.
EFE

El anuncio oficial de Míchel Sánchez como nuevo entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca acarreará la inmediata puesta en marcha del proyecto para Segunda División. Conocida la identidad del técnico, el siguiente paso será la configuración de una plantilla que presentará numerosos cambios con respecto a la del curso recién concluido. Lejos de tratarse de una situación anómala o traumática, se ha convertido en habitual en los últimos años y, asimismo, cuando se han producido ascensos y descensos.

Uno de los objetivos que han compartido los directores deportivos, de Luis Helguera a Emilio Vega pasando por Lalo Arantegui, ha residido en crear una base sobre la que cimentar los objetivos de los años venideros. Se logró con el salto a la élite del fútbol español y esa pequeña columna vertebral se mantendrá en parte en la categoría de plata. Pulido, Ferreiro, Javi Galán o Enric Gallego representarán esa voluntad identitaria que también quiere presentar el nuevo Huesca. Y la voluntad de que Santamaría o Akapo continúen tambien añadiría caras conocidas.

A cambio, se da por hecho que el Villarreal cumplirá el acuerdo por el que Gonzalo Melero engordará las filas del Submarino Amarillo a cambio de 5 millones de euros en total. Aleksandar Jovanovic, con contrato hasta 2021, gusta en el club como meta titular pese a los cantos de sirena que le llegan desde el fútbol nórdico, y se contempla la ejecución de la cláusula de desenganche de Luisinho en caso de descenso y, también, por su elevada ficha. Gallar cuenta, por su parte, con ofertas de otros clubes de Segunda y todo hace indicar que seguirá.

La vuelta de los cedidos es otro de los capítulos que se tratarán en el marco de la estrategia general para dibujar el plantel. Hay dos nombres que destacan sobre el resto, los de Eugeni, a préstamo en el Albacete, y Dani Escriche, en el Lugo. El primero, que este fin de semana marcó su octavo gol del curso, es el mediapunta llamado a suplir al propio Melero. El ascenso del Albacete, sin embargo, podría ocasionar que juegue en Primera. Y el ariete representaría parte del gol que se pierde con las salidas de Cucho y Chimy Ávila.

En el apartado de fichajes, los caminos del Huesca y el centrocampista Mikel Rico están llamados a cruzarse después de la despedida del bilbaíno del Athletic de Bilbao, donde ha jugado las seis últimas temporadas y las tres anteriores en el Granada. En el Huesca actuó dos cursos completos con un paréntesis en el Poli Ejido y vuelta a El Alcoraz antes de ser traspasado al club nazarí por lo que entonces fue un cifra récord para los azulgranas, 600.000 euros. Su regreso se hará oficial en los próximos días.

13 jugadores del ascenso se mantuvieron ligados al proyecto en Primera División aunque con suertes dispares. Si Pulido, Ferreiro, Moi Gómez y Chimy, con el añadido de Santamaría a partir de diciembre, fueron piezas clave en la búsqueda de la salvación, el rendimiento de Cucho fue más irregular, las lesiones lastraron a Melero y Akapo y tanto Camacho como Aguilera y también Gallar dispusieron de menos oportunidades. Sastre y Brezancic se marcharon en el mercado de invierno, a Chipre y el Málaga, respectivamente.

No se contó con Remiro (Athletic), Jair (Maccabi de Tel Aviv) o Alexander (Elche), relevantes por rendimientos y minutos. En el Huesca que disputó la fase de ascenso a Primera en el ejercicio 2016-17 presentaba los nombres de Samu Sáiz, Sergio Herrera, Vadillo o Borja Lázaro. Sobre todo resaltó el del primero aquel curso, que le valió el fichaje por el Leeds inglés y el regreso posterior a España en las filas del Getafe de Bordalás.

El equipo del último ascenso de Segunda B a la categoría de plata, en 2015, también lució un exiguo legado al año siguiente puesto que hasta 14 jugadores se terminaron marchando en los meses siguientes: Javi Jiménez, Scardina, Esnáider, Josan, Rojas, Gassama, Álex García… Y de manera análoga, cuando se consumó el regreso al bronce en 2013, aquella escuadra que intentó sin éxito el regreso con hasta tres técnicos diferentes -Pablo Alfaro, David Amaral y David Navarro- apenas sobrevivieron Zabal, Llamas, Marc Martínez, Camacho, Tariq o Rubén Garcés.

Etiquetas
Comentarios